Volví para montar mi barbería en el estado Lara

Deiber Torrealba

Venezolano retornado

Tengo tres años sin ver a mi hija, tenía la esperanza de verla y no me dejaron y ella está aquí en San Antonio

Junior Oliveros

Venezolano retornado

Mientras estuve en cuarentena me dieron mis tres comida

Wilmary Súarez

Wuilmary Súarez

No pienso regresar a Colombia, mi experiencia no fue buena

Evenmar Gutiérrez

Venezolana retornada

Esto es una lucha para todos los venezolanos

Dixón Moreno

Venezolano retornado

Amenazas por quienes controlan los PASI

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- La falta de recursos para vivir en medio de la pandemia del COVID-19, es la causa del retorno de miles de venezolanos quienes desde el pasado mes de marzo, decidieron volver al país provenientes de Colombia, Ecuador y Perú.

Al cruzar el puente internacional Simón Bolívar o trochas, los esperan diversos controles epidemiológicos y tras pasar la cuarentena, el traslado a sus estados de origen.

Desde San Antonio, partieron 50 unidades a estados como Zulia, Lara, Yaracuy, Miranda entre otros, donde muchos aseguran no volver a emigrar.

Algo temerosos para hablar y hasta nerviosos, se mostraron dentro de las unidades que los llevarían a sus destinos, luego de pasar entre cinco y ochos días en los Puntos de Atención Social Integral ?PASI-.

Esto en el marco de las oleadas que se vienen desarrollando para enviar a sus destinos a aquellos venezolanos que retornaron desde otras naciones.

Ejemplo de ello es, Junior Oliveros, trabajaba en Cúcuta, y ante la falta de ingresos por el aislamiento obligatorio social, decidió retornar al país, sin embargo, reprochó que no se le permitiera cumplir la cuarentena en San Antonio, si no que fuera trasladado a San Cristóbal.

"Tengo tres años sin ver a mi hija, tenía la esperanza de verla y no me dejaron y ella está aquí en San Antonio. Salimos negativo en la prueba no comprendo por qué no nos dejan quedar aquí en la frontera" apuntó.

Reconoció la crisis por el coronavirus, pero, lamentó que algunas personas sean amenazadas al no cumplir con las directrices de quienes controlan los PASI.

"Nosotros no somos ningunos animales, somos personas, si se hace un escándalo o algo, ustedes saben cómo reaccionan los del Gobierno" apuntó.

Wilmary Súarez, oriunda del estado Miranda, vivía en Cúcuta. Trabajaba vendiendo chucherías y refrescos, pero, por la situación del coronavirus no le quedó más remedio que regresar.

Con su hijo en brazos, sostuvo no regresar a Colombia y desconoce qué hará al llegar Miranda.

"Mientras estuve en cuarentena me dieron mis tres comidas" dijo, con algo de nerviosismo.

Otros pasajeros prefirieron no conversar con la prensa, pues se sienten temerosos antes posibles amedrentamientos antes de llegar a sus destinos.

Denuncias de malos tratos y pésimas condiciones en estos sitios, fueron denunciadas por parte de dirigentes de oposición y videos que circularon a través de redes sociales.

Esta situación, fue desmentida por diversos voceros del oficialismo en la región.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias