Nosotros no tenemos para pagar una cisterna privada

César Berbesí

Habitante de la comunidad

En Michelena protestaron para exigir agua potable 

Redacción | La Prensa del Táchira.- En medio de la cuarentena y sin obviar las recomendaciones para evitar la propagación del CoVid19, como el uso de tapabocas y el distanciamiento social, un grupo de al menos 40 vecinos del sector Ayacucho, en el municipio  Michelena,  se concentraron para reclamar a las autoridades  las continuas fallas en el servicio de agua potable.

"Tenemos niños, niñas, especiales, abuelos que deben cargar agua, porque las pocas veces que nos llega no es suficiente (?) comprendemos el problema de la sequía, pero hay otros sectores a quienes les llega el líquido más seguido (?) exigimos al alcalde que cumpla sus funciones e interceda".

Así lo afirmó la señor César Berbesí, vocero de la comunidad, quien además explicó que a ellos les llega el agua cada 21 días por un espacio no mayor a dos horas, "por lo que esto nos imposibilita hacernos con una cantidad razonable que nos permita soportar la necesidad hasta una próxima oportunidad de tener el vital líquido".

Agua por cisterna 

Afirmó el vocero que en muy pocas  oportunidades son asistidos por los cisternas de la hidrológica regional. "Esto no es una cantidad considerable más bien es  insuficiente"

"Hemos observado los vehículos en sus jornadas laborales rondando por las calles del poblado con los cauchos en mal estado, por lo que tememos que  pueda suspenderse intempestivamente el suministro de agua por esa vía. Nosotros comprendemos los esfuerzos de los empleados de la empresa acuífera para mantenerse operativos".

Sin recursos para compara agua 

Explicó Berbesí que ante la situación de confinamiento y los altos costos que tienen las empresas privadas que surten de agua a las comunidades, muchas personas no tienen para comprar una cisterna. "La cisterna está entre los 30 mil y 40 mil pesos colombianos, es decir más de un millón de bolívares". 

La lluvia: una "decadente" opción

Algunos de los concentrados aseguraron que en temporadas han debido asearse y hasta cocinar con agua de lluvia, lo que pudiera degenerar en consecuencias negativas para la salud, a causa del smog (o calima) que pueda hallarse en la atmósfera y caer a la tierra.

Ante esto la señora  Martha Vargas, residente del sector,  dijo que esta falla de agua  se ha vuelto histórica, puesto que desde hace ya tiempo -alrededor de seis años- padecen por la carencia del líquido, causa por la que han presentado una serie de propuestas para aliviar el apuro, pero estas habrían sido temporales o infructuosas.

"En anteriores oportunidades nos hemos reunido; hemos buscado la solución, pero no nos han dado una solución a largo plazo, definitiva".

El principal razonamiento que plantean es un mayor tiempo de suministro por tubería que les permita llenar los depósitos, puesto a que el agua no llega con la fuerza necesaria; por lo que también les hacen un llamado a la persona encargada de manipular las llaves del sistema hídrico local, a quien algunos denunciaron que presuntamente perseguiría beneficios económicos extraordinarios.

Otro alternativa es la concepción de un plan coordinado entre la Alcaldía del municipio, Protección Civil e HidroSurOeste, para el abordaje semanal o quincenal a la comunidad, debido a que son instituciones que disponen de camiones cisterna.

También, uno de los representantes plantea una propuesta más ambiciosa como la construcción de un acueducto o tanque en el sector bautizado El Chorrerón, situado en la vía panamericana que conecta hacia la ciudad de Colón, ya que ésta es la principal fuente de carga para los vehículos de distribución.

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Locales

Precio hace incomprable carne de res

| comentarios