La historia detrás de Adrián 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Forzada a abandonar su cuarto de alquiler en Bucaramanga, Rodelkys Leal parte a Venezuela con un embarazo de 38 semanas, su hijo de 2 años, su madre y un maletín de sueños rotos. Jamás imagino que su bebé estaba pronto a nacer y que fuera a recibir tanto apoyo.

10 días tuvo que dormir en una plaza de la ciudad colombiana, aguardando por el traslado de migración Colombia a su país natal. El rudo viaje terminó el pasado sábado cuando llega a San Antonio del Táchira para refugiarse en uno de los PASI instalados por el Gobierno Nacional en la región.   

Rodelkys aún con el rostro cansado, cuenta la dura experiencia que vivió durante sus dos años en Bucaramanga, con la promesa de "no volver jamás" a la ciudad de la que no tiene gratos recuerdos. 

Leal es oriunda de Caracas y vivía en Catia, donde espera regresar lo más pronto posible para reiniciar su vida. Junto a su madre espera reconstruir la casa que dejaron, aún y cuando la misma fue invadida y desvalijada luego de su partida a suelo colombiano. 

"Me fui como se va mucha gente buscando un bienestar, mi mamá se fue antes y esperaba por mí, así que deje mi carrera de Comunicación Social y me fui a Colombia, donde por dos años viví de la economía informal. Vivíamos del diario, y fue muy difícil sobrevivir allá", contó.  

Sin control, ni apoyo

Al quedar embarazada, Rodelkys no pudo controlar su embarazo porque "los convenios para beneficiar a los venezolanos no incluyen control de embarazo, solo lo reciben al momento de dar a luz". 

Leal llega al refugio ubicado en la Loma del Viento, el cual está a cargo del IVSS, allí es vista por el director del centro de salud y al conocer las condiciones de su embarazo, decide trasladarla el domingo a las instalaciones del hospital, donde en horas de la noche da a luz a Adrián Luciano. 

El pequeño Adrián nace a las 8:07 de la noche del domingo luego de practicársele una cesárea. El varón de 3 kilos 400 gramos, es un niño sano y bendecido, pues pese a las vicisitudes que atravesó su madre, nació fuerte y saludable. 

Rodelkys, quien confesó sentirse mejor y con esperanzas, solo quiere volver a su hogar junto a su madre. El padre del niño se quedó en Bucaramanga, es venezolano y aún no sabe que su hijo nació pues Rodelkys no tiene teléfono para informarle. 

La joven, aún le sorprende todo lo que ha sucedido tras nacer su pequeño, nunca imaginó que iba a tener tanto apoyo y que su pequeño iba a nacer tan pronto y en Táchira. 

"Solo quiero recuperar mi hogar, estar bien con mis hijos y mi madre", dijo Rodelkys al momento en que se dispuso a amamantar al pequeño Adrián. 

 Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Locales
Archivo

"Bochinche" de buhoneros preocupa a comerciantes 

| comentarios