Golpeados y expulsados dos venezolanos de Colombia

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Dos jóvenes, de nacionalidad venezolana, quienes residían en el sector de La Parada, resultaron brutalmente golpeados por efectivos de la Policía Metropolitana de Cúcuta, quienes luego de la paliza, los dejaron botados en una de las trochas en la frontera colombo-venezolana.

Lea también: DESINFECTARÁN EL PUENTE SIMÓN BOLÍVAR

Camilo Avendaño, de 20 años, dedicado a las labores de carpintería, relató que el pasado jueves pasada las 10 de la mañana, salió de su vivienda para acudir a casa de una tía a llevar unos repuestos, en compañía de dos amigos sin embargo, mientras caminaba, fue abordado por dos patrulleros de este cuerpo policial.

Los efectivos le solicitaron los documentos de identidad, pero, tanto Avendaño como uno de sus compañeros no los tenían.

"Al revisarnos se percataron que eramos venezolanos, y comenzaron a preguntarnos que si trabajábamos con droga, al contestar que no, seguimos caminando pero, ellos pidieron refuerzos y nos insultaron" dijo.

Señaló que al lugar llegaron 12 policías, quienes los sometieron y golpearon con rolos.

"Nos dieron con esos palos, y mecates gruesos con nudos, nos dieron patadas, puños, y luego nos subieron a un camión donde habían alrededor de 30 personas, la mayoría venezolanos" afirmó.

Dentro del vehículo permanecieron hasta pasada las seis y media de la tarde, a pleno sol, sin poder comer ni beber agua.

"No nos permitían ir a la tienda a comprar agua o pan, nos amenazaban que nos iba a deportar y que nos iban entregar a la Guardia Nacional Bolivariana, yo me asusté porque al ingresar al país hay que pasar cuarentena y en mi caso estoy sano" acotó Avendaño.

Indicó que un joven que intentó escapar, lo golpearon e ingresaron dentro de una patrulla, le arrojaron gas pimienta, y subieron los vidrios, allí permaneció por 15 minutos.

Luego de las siete de la noche, los dejaron en una trocha. Avendaño cruzó y llegó donde sus familiares en San Antonio, quienes le ayudaron a curar las heridas.

"Hago parte de una hermandad católica llamada Emaús, quienes salimos a las calles a repartir comida y ayudar a la gente, nosotros no somo gente mala" expresó.

Manifestó que los policias le mencionaban que este tipo de acciones se realizan todos los días en la zona.

"Aún no me lo creo que me haya pasado, y a mi juicio pasó por ser venezolanos, pues mi amigo el que es colombiano le dieron su multa y lo dejaron, a nosotros no" acotó.

Violación de derechos humanos

Para el abogado, Armando Sánchez, lo ocurrido con Camilo Avendaño y su compañero, es una violación a los derechos humanos, situación que no puede repetirse por parte de las autoridades policiales.

"Esto ha logrado lesiones personales, por lo tanto, cuando a un venezolano le ocurra esto, pueden ir a la personería de cada Alcaldía para exponer la denuncia sobre estos funcionarios" dijo.

Destacó que teniendo pruebas del hecho, se puede abrir un proceso al policial que haya abusado y violado los derechos humanos.

"Hacemos un llamado para que no sean vulnerados los derechos humanos en los países donde han emigrado los venezolanos por la crisis del país" acotó.

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

 

Otras Noticias
Sucesos

Preso por violar a su hermano de tres años

| comentarios

Sucesos
Cortesía

Más de 200 detenidos en "CovidFiestas"

| comentarios