CNP Táchira rechaza agresión a periodistas de La Prensa

Redacción | La Prensa Táchira.- El Colegio Nacional de Periodistas, seccional Táchira se pronunció tras la detención del equipo reporteril de la Prensa Táchira en la alcabala de Peracal el pasado lunes, cuando realizaban entrevistas en las inmediaciones. 

Sandra Rondón, secretaria de la Seccional calificó la situación de "tan desagradable, ilegal e irregular que vivieron los colegas Maryerlin Villanueva y Luís Cobaría, quienes estaban acompañados por el equipo del medio donde laboran".    

Por tal razón, Rondón hizo un llamado de atención a quienes imparten instrucciones y llevan la voz de mando, tanto en los organismos policiales como militares, a fin de que respeten el trabajo que a diario desarrollan los periodistas, sin antes recordarles el derecho a la información es un derecho humano irrenunciable.

"Es necesario hacer del conocimiento público, que aquellos periodistas que a diario trabajan en la cobertura informativa de la emergencia sanitaria que vive el país y el mundo entero, no pueden dejar de cubrir determinada información para complacer el parecer de un funcionario, ya que el traslado a la frontera es necesario porque es allí donde se centra en los actuales momentos la noticia y los medios de comunicación forman parte de las áreas prioritarias con libre acceso, como en reiteradas oportunidades ha quedado establecido en todos los decretos, gacetas y estados de emergencia", dice parte del comunicado. 

Indican en el comunicado que esa instrucción no se la dan a los subalternos, quienes "se creen con derecho de detener a periodistas y equipos completos de un determinado medio de comunicación, quitarles las cámaras, los teléfonos y cualquier dispositivo que tengan como herramienta de trabajo, y borrarles el material, atentando de esta manera contra la libertad de expresión, información y comunicación, vulnerando además derechos fundamentales como el derecho al trabajo y al libre tránsito".

Agregó el CNP Táchira que no es la primera vez que esta situación ocurre, pues ya hay precedentes, como el ocurrido con Fabiola Niño, corresponsal de Noticias Caracol. "Lamentablemente, los hechos se repiten y no hay corrección ni sanciones para quienes comenten la arbitrariedad". 

"El CNP exhorta a los jefes de la Guardia Nacional Bolivariana para que instruyan a sus funcionarios y puedan brindar un trato digno a los periodistas, manteniendo la prudencia, la tolerancia, la cordura, el respeto y sobre todo a preservar el derecho a la vida, consagrado en el art. 43 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como una forma de crear conciencia y valores ante la decadencia silente de los Derechos Humanos". 

Por tal motivo, el CNP Táchira condena todas estas agresiones que limitan el libre ejercicio de la profesión y por ende, atentan contra el sagrado deber de mantener informado al pueblo venezolano, recordando que: ¡Informar NO es Un Delito!

Apoyo irrestricto

Los periodistas sólo cumplen con su trabajo y en eso deben contar con la mayor colaboración de las autoridades y no el saboteo y amedrentamiento a quienes desempeñan dicho trabajo. Ante esta situación, le damos el respaldo irrestricto a los periodistas Maryerlin Villanueva y Luís Cobaría, quienes en el pleno ejercicio de nuestra profesión se vieron afectados por acciones ilegales, ilegítimas, arbitrarias, autoritarias y desproporcionadas por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en San Antonio del Táchira.

Otras Noticias