A veces llega el agua y se llenan los tanques, otras veces no llega con fuerza

Niños llevan su agua a la escuela 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- La falta de agua potable en la Escuela Municipal Luisa Cáceres Arismendi en el sector de Las Pilas, ha generado que los niños deban llevar el vital líquido en potes de plástico que luego son utilizados en la limpieza del plantel.

Lea también: "FUERA TSJ DE LA UNIVERSIDAD"

El centro educativo que alberga al menos 280 estudiantes, tiene tres tanques, que no cuentan con una motobomba para que succione el fluido y se complete el proceso de llenado.

Su director, Marco Mendoza, señaló que esto se debe a que las instalaciones se encuentran rodeadas de varios edificios que cuentan con dicho equipo, lo que impide que el agua ingrese a la escuela.

"Todas las casas de por aquí tienen ese problema, y nosotros no escapamos de ello. A veces llega el agua y se llenan los tanques, otras veces no llega con fuerza" dijo.

Ante esto, los docentes, niñas y niños, deben llevar en envases de refrescos el agua, que luego es usada por el personal de limpieza para el aseo de los baños tanto de hembras como de varones.

Techo sin mantenimiento 

El docente precisó que cuando arrecian las precipitaciones, "llueve más adentro que afuera", pues la falta de mantenimiento en el techo trajo como consecuencia que el agua se filtre hacia los salones.

Para mejorar, el próximo mes de abril, comenzarán los trabajos para dar solución a este problema.

"Nosotros tenemos los materiales, como el manto asfáltico, brea, solo hace falta los obreros" apuntó.

Matrícula a mitad

Producto del éxodo venezolano, muchos niños fueron retirados de la escuela. Anteriormente el plantel registró una matrícula de 420 estudiantes con 60 educadores. Ahora, cuentan con 280 niños, y 24 maestros.

"Teníamos nueve aulas operativas, ahora tenemos seis, cerramos tres por falta de docentes y porque se han ido los niños, muchos están en Chile, Ecuador, Perú, Argentina, producto de la situación del país" expresó.