Tenemos más de 12 horas sin luz

William Morales

Presidente de la Cámara de Comercio en El Piñal

Se va el sistema, el internet, y hoy día, todo funciona con energía

Diego Castellanos

Comerciante

Aquí todo en pesos, de Barinas para allá en dólares

Luis Iván Márquez

Habitante de Abejales

Nos toca sufrir por la gasolina porque no llega la gandola

David Pineda

Comerciante

La gente paga en pesos, porque ya no quieren tener bolívares

Melvin Figueroa

Comerciante

Antes la plaza Bolívar estaba full de gente paseando

Lorenzo Belandría

Habitante de Libertador

No tenemos luz, gas, ni transporte, todo es deficiente

Angélica Cárdenas

Comerciante

Sur del Táchira: una zona maltratada 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- La zona sur del estado Táchira, está compuesta por los municipios Fernández Feo y Libertador, localidades que se quedaron "sin vida" por las fallas en los servicios públicos.

Lea también: "SE ACABÓ LA PRODUCCIÓN DE CACHAMAS"

Según el censo de 2011, del Instituto Nacional de Estadística ?INE-, la suma de población de estas dos jurisdicciones, registra 70 mil 653 habitantes, quienes descontentos con la crisis, han realizado protestas en la Troncal 5 para exigir agua, luz, y gas doméstico.

Con el paso de los años, vecinos de El Piñal y Abejales, sostienen que el comercio "se desplomó" como consecuencia de la situación país, que obligó a dueños de negocios a reinventarse para poder sobrevivir.

Otros, decidieron cerrar sus puertas, y emigrar, como una vía de escape al colapso económico que vive Venezuela, y que ha afectado a millones de ciudadanos.

Pérdidas millonarias 

William Morales, presidente de la Cámara de Comercio de El Piñal, denunció que son millonarias las pérdidas de los comerciantes de Fernández Feo producto de los constantes apagones.

"Tenemos más de 12 horas sin luz, afectando mayormente al sector lácteo, de carne y charcutería, al no poder refrigerar estos productos" enfatizó.

Ante esto, los dueños de negocios se han visto obligados a comprar el combustible para el uso de plantas eléctricas, líquido automotor que puede llegar a costar hasta 40 mil pesos la pimpina en "el mercado negro".

"Aquí al municipio llega una gandola semanal y eso no abastece a todo el sector industrial. Pese a que tenemos una bomba para los productores agrícolas, eso no beneficia a todos" agregó.

La Cámara de Comercio registra mil 500 negocios, distribuidos en 18 rubros, entre ellos, víveres, carnes, charcuteria, lácteo, textil, ferretero, quincalleria, entre otros.

"Al irse la luz, no tenemos internet, no tenemos punto, no hay venta, esa es la triste realidad que vivimos, y además de ello, se suma la quema de productos como computadores, cuartos fríos, refrigeradores, bombillos" puntualizó.

"Todo en pesos"

Melvin Figueroa, comerciante en El Piñal, dijo que para subsistir, los productos deben ser cobrados en pesos, pues con los bolívares se devalúan y al momento de reponer el inventario, ya el dinero es insuficiente.

"La gente paga en pesos, porque ya no quieren tener bolívares, con eso ya no hacen nada" dijo.

A ello se suma, los cortes eléctricos, pues la falta de este servicio, impide poder trabajar con normalidad, al punto que las ventas han caído en más de 70%.

Desmantelamiento

Luis Iván Márquez, habitante de Abejales, recordó que esta localidad, años atrás, contaba con fuente de trabajo, por los servicios que prestaba la represa Uribante Caparo, pero, con el paso del tiempo, la situación cambió.

"Esa obra que debía culminar en el año 1991 no se terminó, pero, cuando llegaron los revolucionarios lo que hicieron fue desmantelar en conjunto con una brigada de la Guardia Nacional Bolivariana, y al final se llevaron todo lo que había, llevándose consigo el cobre para ser vendido como chatarra" manifestó Márquez.

 Muchas personas que trabajaban en ese lugar, ahora hacen vida en Abejales, quienes venden productos colombianos como harina, arroz azúcar, papel higiénico, leche, en pesos.

"Aquí todo en pesos, de Barinas para allá en dólares, sin embargo, cuando tienen un trabajo formal te quieren pagar en bolívares, que no alcanza para comprar la canasta básica" indicó.