Las mujeres son las que mandan

Humberto Gonzalez

Mototaxista

Hay lugares que son peores que eso

Jimmy Jirauro

Comerciante

Sería interesante visitar una sex shop y conocer todo lo que hay

Karina Gutiérrez

Profesora

Ahorita no siento que me haga falta, pero quizá mas adelante busque algunos jueguetes sexuales

Blanca Villamizar

Comerciante

Sex Shops: Tabú y crisis debajo de las sábanas

Diana Sánchez Sarmiento | La Prensa del Táchira.- ¿Sabía que los primeros juguetes sexuales se originaron en la época de las cavernas? Desde el año 23.000 A.C. surgieron los primeros consoladores de la historia, instrumento que en 1870 fue mejorado para prevenir la histeria. Como ves, forma parte de la historia de la humanidad, pero el tabú y la religión han condenado los artículos sexuales, cuya función va más allá del placer.    

Con esta idea, el mundo creó las sex shop, un refugio en el que se respira curiosidad, pasión, creatividad y osadía desde el instante en que se entra. Sin embargo, para cada persona, la experiencia y las motivaciones para visitar estas tiendas es muy diferente.

Primero las mujeres

Entre la economía y el tabú, la decisión de buscar un juguete sexual es algo que los sancristobalenses suelen pensar mucho antes de lanzarse a la aventura. 

Independientemente de la orientación sexual, vendedores de sex shops y sexólogos han determinado, que suele ser la mujer la que quiere innovar y visitar estas tiendas, muchas veces sola, en compañía de una amiga y raras veces, con una pareja. 

Incluso conversando con ciudadanos de a pie, muchas mujeres mostraron su interés en incluir juguetes en la intimidad, a diferencia de los hombres, quienes se muestran tímidos o reacios a sumar artículos como aceites o lubricantes, que son el producto más popular en las tiendas. 

La primera vez

Maniquíes con diminutas prendas, artículos que generan curiosidad y pena a la hora de hacer preguntas, sin dejar de lado, el mirar a su alrededor para asegurarse de no ser observado, es lo que suele experimentar cualquier persona que visita una sex shop.