Yo vendo mi arte en la calle, no estoy mendigando

Maria Mora

Malabarista

Cada persona debe buscar la forma para ganarse el dinero

Wilson Varela

Usuario

Es aceptable que se ganen la vida de esa manera

Neira Celis

Usuario

Hacen malabares para sobrevivir

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- El arte de hacer malabares no es nuevo en San Cristóbal, pues desde hace años, muchos son los jóvenes que aprovechan la luz roja para ofrecer a conductores un breve espectáculo.

Lea también: SE LLENA LA BOCA DE DÓLARES 

Este arte callejero, requiere de destreza física y concentración por parte de quienes hacen esta rutina por más de tres horas al día, generando un ingreso de 100 mil bolívares y hasta 5 mil pesos diarios.

María Mora, tiene 28 años de edad, y se dedica a esta actividad desde hace siete años. Sostiene que hacer malabares en la calle le permite ver el arte de una manera distinta.

"A medida que fui evolucionando, fui ganando dinero que invertí en vestuario, poco a poco fue contactada con gente que me empezó a contratar para eventos y fiestas" expresó.

 La joven ha participado en desfiles de diversos estados del país, dando a conocer su labor y obteniendo la receptividad por parte de los ciudadanos.

"Vendo mi arte en la calle"

Lamentó que algunos ciudadanos la miren con desprecio por lo que hace, pues en los semáforos solo busca brindar un momento agradable a quienes esperan la luz verde.

"Yo vendo mi arte en la calle, no estoy mendigando, ni tocando los vidrios para pedir ayuda" aseveró.

Su rutina se basa en levantarse muy temprano, desayunar saludable y hacer ejercicio, esto para estar en forma y mantenerse para luego hacer los malabares en las calles.

"Aparte de ser una distracción para las personas es un deporte que ayuda al cerebro y despierta el área psicomotora del cuerpo humano" dijo Mora.