Colombia vivió 72 horas de miedo tras paro armado 

LA PRENSA del Táchira | Agencias.- El balance de las 72 horas del paro armado decretado por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional en el territorio colombiano, dejó un oficial del Ejército nacional resultó muerto y otros 6 uniformados heridos.

El grupo insurgente había advertido a la población que durante 72 horas se abstuviera de circular por carreteras porque llevarían adelantes acciones contra el estado colombiano, y quienes desacataran la advertencia correría con las consecuencias.

A su vez, el Ejército Popular de Liberación (EPL), que había anunciado acciones indefinidas, también se hizo sentir en algunos departamentos del país, que sufrieron el desabastecimiento de ciertos productos, dejando varios vehículos quemados, y provocando daños a infraestructuras.

Las consecuencias se sintieron con más intensidad en la región del Catatumbo, Norte de Santander, donde el miedo se apoderó de las comunidades que habitan estos territorios de influencia de los llamados grupos ilegales que desde hace más de dos años operan en la zona.

El gobierno respondió manteniendo activas las unidades militares, con máximo grado de alerta incluso más allá del plazo dado por la guerrilla del ELN de tendencia marxista leninista.

En la zona de La Parada, en jurisdicción de Villa del Rosario, fronteriza con Venezuela el comercio sintió los estragos del paro guerrillero, porque los habituales compradores que llegan desde territorio venezolano se ausentaron ante el temor de represalias.