Quienes trabajamos aquí, tratamos de colaborar para mantener la plaza

Wuilmer Castellano

Trabajador de la zona

Este no es un sitio para que ellos estén

Armando Rosales

Trabajador de la zona

A la vista está que está deteriorada y en mal estado

Wuilmer Cuellar

Habitante de San Cristóbal

Comunidad Yukpa ocupa la plaza Miranda

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Provenientes de la Sierra de Perijá, miembros de la comunidad Yukpa hacen vida en San Cristóbal, donde utilizan la plaza Miranda para pernoctar y hacer sus necesidades fisiológicas, afectando a quienes circulan y laboran en la zona.

Alrededor de cuatro adultos y más de cinco niños, usan este espacio público para dormir, bañarse, comer y tejer algunas cestas, pues los miembros de la tribu se dedican a la artesanía.

Quienes viven y trabajan en los alrededores, sostienen que los menores de edad son utilizados para pedir dinero en los semáforos del Gimnasio Cubierto Arminio Gutiérrez, donde corren libremente por las aceras y calles, sin tener en cuenta el peligro que esto representa.

Las mujeres, mecen a los más pequeños en sus brazos, y al igual que los infantes, se acercan a los vehículos para solicitar efectivo a los conductores.

En la plaza, son visibles las colchonetas, hamacas, potes, sabanas, ropa, que se encuentran regadas por todo el lugar. El olor es putrefacto, pues también dejan orina y heces en los árboles.

Desorden 

 Wilmer Castellano, arregla calzados en la plaza, y denunció que la problemática inició desde hace semanas, cuando la tribu llegó al sitio para "adueñarse de él".

"Quienes trabajamos aquí, tratamos de colaborar para mantener la plaza, pero, con ellos no se puede, porque son personas agresivas y nos da miedo decirles algo" expresó.

 Precisó que para asearse, "colocan unas cortinas tipo triangulo, y se bañan allí, los niños andan corriendo por todos lados, y hasta cría de pollos tienen".