Los niños vienen y no hay un parque de diversión

Marlon Morales

Vecino

Los organismos olvidan hacerle mantenimiento

Álvaro Ramírez

Vecino

La plaza es una reliquia de nuestro estado

Arcadio Hernández

Vecino

En tinieblas y total abandono parque Mons. San Miguel

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Fundado en 1952, en homenaje al primer obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor San Miguel, éste ecoparque se encuentra en completo abandono y desidia.

Lea también: CARROS SUFREN MAL ESTADO DE CALLES DE LA UNIDAD VECINAL 

Maleza y bolsas de basura, adornan este espacio público que es utilizado para hacer ejercicio, y disfrute de los niños, sin embargo, por las condiciones que presentan, personas evitan visitar este lugar.

Los columpios y máquinas de ejercicios, tampoco funcionan, su pintura está opaca y los hierros que la componen se aprecian oxidados.

Marlon Morales, vecino de la comunidad, dijo que hace tiempo, le hicieron un "pequeño cariño", sin embargo, con el correr del tiempo, la plaza ha tomado un mal aspecto.

"Los niños vienen y no hay un parque de diversión, no hay juegos, y realmente hace falta mucho mantenimiento" expresó.

Las noches, el sitio se presta para que indigentes pernocten y hagan sus necesidades en el sitio.

"En la casilla del parque, dos o tres personas duermen todos los días y no hay nadie que controle eso" dijo.

"Un parque como los de antes"

Álvaro Ramírez, vecino, denunció que los faroles que poseía el parque, fueron trasladados a la plaza Sucre, dejando sin alumbrado el lugar.

"Los organismos olvidan hacerle mantenimiento, y por eso el parque se ve descuidado totalmente, lo que hace que la plaza sea vea horrible" acotó.

A esto se suma, que quienes viven en sus alrededores, tampoco colaboran en cuidar y mantener este espacio para que "sea un parque como los de antes".