Justicia claman familiares de víctimas ante la CIDH

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Familiares de presos políticos y asesinatos en manifestaciones sostuvieron un encuentro con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ?CIDH- donde clamaron justicia por sus seres queridos.

Ante la negativa del Gobierno nacional de recibir a los miembros de la CIDH, la reunión tuvo que llevarse a cabo en la ciudad de Cúcuta, donde en cada derecho de palabra, con dolor e impotencia, los venezolanos repudian el sistema judicial del país.

Vea también: CIDH: ES INACEPTABLE PAPEL DE JUSTICIA VENEZOLANA

Uno de los casos planteados ante dicho organismo, fue el del joven Luis José Alviarez, asesinado por un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana ?PNB-, el 15 de mayo del año 2017 en el municipio Guásimos.

Represión

Su padre, David Alviarez, afirmó que en Venezuela no hay "justicia, no hay leyes, no hay nada, lo que hay es una represión contra los padres que alzan su voz por sus hijos".

Señaló que por este asesinato, dos efectivos policiales fueron detenidos, sin embargo, la Fiscalía ha suspendido la audiencia en más de 11 oportunidades.

"El juez cambió el calificativo y dejó en libertad al asesino de mi hijo, de nombre Wilfredo Casanova, y hoy día se encuentra libre" expresó.

Agradeció la presencia de la CIDH, pues "son un portavoz que no está ayudando, que nos escucha y que esperemos por medio de ellos, se conozca internacionalmente lo que está pasando en Venezuela".

Con lágrimas en los ojos, Alviarez recordó que Luis José murió el día de su cumpleaños, y espera que el caso de su hijo sea escuchado.

"Aquí estoy, dando la cara, si tengo que ir a Pekín a declarar yo voy, no tengo miedo, ellos le quitaron la vida al único hijo que tenía" dijo.

5 años del asesinato

Erick Roa, padre del joven Kluibert Roa, asesinado el 24 de febrero del 2015, en las inmediaciones de la Universidad Católica del Táchira, acudió al encuentro para al igual que otras personas, exigir justicia.

"Estamos a solo días para que el niño cumpla cinco años de muerto, un asesinato con alevosía, que hizo un policía de la PNB, que está pagando una condena en la cárcel de Coro".

Señaló que asistió para acompañar a los familiares de otras víctimas, que ha muerto a manos de "estos bandidos".

"Tenemos 11 funcionarios identificados, pero, cada vez que vamos a Tribunales, hay un nuevo fiscal, quien desconocen la causa, y vuelven a enviar los documentos a Caracas y mientras que van y vuelven, ya han cambiado dos veces más el fiscal" acotó.

Roa, al igual que otros venezolanos sostienen que no callarán, y no abandonarán el país, pese a las amenazas y amedrentamientos por parte de funcionarios y organismos del Estado.