Se acerca la probable "absolución" de Trump

La Prensa del Táchira | Agencias.- Los fiscales demócratas del juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instaron este lunes a los senadores estadounidenses a cumplir su "deber" y condenar al presidente republicano a la destitución. 

"Nadie está por encima de las leyes en Estados Unidos, ni siquiera el presidente", declaró uno de esos fiscales demócratas, el miembro de la Cámara de Representantes Jason Crow, ante los 100 senadores encargados de juzgar al inquilino de la Casa Blanca, a dos días de la probable absolución del mandatario.

"Es nuestro deber declararlo culpable" de abuso de poder y obstrucción al Congreso, añadió, recordando que la Cámara Alta del Congreso se diseñó para ser "sabia", "imparcial" y "estar por encima de las disputas partidistas".

Trump "vulneró su juramento", pero "aún no es demasiado tarde para que respetemos el nuestro", abundó Adam Schiff, que ejerce el papel de fiscal jefe del juicio.

En una última intervención, Schiff dijo a los senadores que "no se puede confiar en que este presidente haga lo que es correcto". "Él no va a cambiar y ustedes lo saben".

"Ahora hagan justicia imparcial y condénenlo", señaló.

Vea también DEMÓCRATAS INICIAN PRIMARIAS A PRESIDENCIALES

La defensa

Los abogados del mandatario cerraron sus argumentos, pidiendo la absolución de Trump.

"El presidente no hizo nada malo", dijo el letrado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que pidió a los presentes "rechazar los cargos" contra Trump, en un mensaje destinado a senadores demócratas centristas como Joe Manchin y Doug Jones que podrían votar por la absolución del mandatario.

"Una farsa"

Tras el discurso del letrado, la Cámara Alta dio inicio a debates formales en los que, por primera vez desde el inicio del juicio, los senadores tomaron la palabra.

Durante su intervención, Manchin se mostró "indeciso" respecto a su voto e introdujo una moción de "censura" contra el presidente, una forma de sugerirle a sus compañeros demócratas que adopten una sanción menos radical contra Trump.

Por azares del calendario, las intervenciones de los senadores -que seguirán el martes- precederán el tradicional discurso sobre el estado de la Nación, que Trump pronunciará en el Congreso ese día por la noche ante todos los legisladores.

Pero las declaraciones de la oposición y de la defensa no cambiarán probablemente nada el desenlace del juicio. La Constitución estadounidense exige una mayoría de dos tercios en el Senado, 67 de los 100 escaños, para destituir a un presidente, y Trump puede contar con el apoyo infalible de los 53 senadores republicanos.

Aunque uno o dos senadores sorprendan al votar en contra del presidente, éste está seguro de ser absuelto el miércoles a las 16H00 (21H00 GMT), lo que le permitirá centrarse en su campaña de reelección.

"Espero que los republicanos y los estadounidenses se den cuenta de que esta farsa totalmente partidista es exactamente eso: una farsa", tuiteó este lunes el presidente, dando un anticipo de lo que podría ser su discurso del martes.

Trump criticó además a los "demócratas de izquierda radical que no hacen nada" y volvió a atacar al funcionario anónimo cuya denuncia llevó a su juicio en el Congreso.

El contexto

El verano pasado, un miembro de los servicios de inteligencia comunicó su preocupación tras haberse enterado de una llamada telefónica entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski.

Durante esa conversación, Trump le pidió a Zelenski que se investigara al demócrata Joe Biden, uno de los favoritos para afrontarlo en las presidenciales del 3 de noviembre. En el mismo momento, la Casa Blanca congeló una ayuda militar crucial para Ucrania, que vive desde hace años un conflicto con separatistas prorrusos.

 "Hacer trampas" 

A raíz de la denuncia, los demócratas, mayoritarios en la Cámara de Representantes, abrieron una investigación con miras al juicio político de Trump, alegando que el presidente había abusado de los poderes del Estado para "manchar" a su rival Biden y "hacer trampas".

Pero los senadores republicanos no están dispuestos a destituir a su presidente. Algunos admitieron estos días que Trump hizo lo que se le reprocha, pero consideran que eso no justifica su destitución.

Los republicanos de la Cámara Alta ya dejaron claro su apoyo al mandatario el viernes, cuando se negaron, con solo dos votos discordantes entre sus filas, a convocar testigos durante el juicio. Un hecho por el que, según los demócratas, el veredicto no tendrá "ningún valor".

 Con información de Infobae

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias