Millonario estadounidense puso sus ojos en el Catatumbo

La Prensa del Táchira | Agencias.- Howard Graham Buffett, un filántropo estadounidense de 65 años, hijo del tercer hombre más rico del planeta, Warren Buffet, cuya fortuna se ha calculado en 127.000 millones de dólares, es el hombre que ha puesto sus ojos en el Catatumbo, subregión colombiana ubicada en el noreste del departamento de Norte de Santander. 

Hace un año, Buffett se puso las primeras botas confeccionadas en la misma región del Catatumbo, por los desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que participan en la reincorporación a la vida civil, tras la firma de los acuerdos de paz en La Habana (2016), entre la guerrilla más antigua del mundo y el gobierno del entonces presidente, Juan Manuel Santos.

Fue toda una sorpresa la que causó la aparición de Buffett con sus botas muy particulares que no le hacían ningún juego ni gracia con su vestido elegante. Esto fue durante un conversatorio que tuvo con el presidente Iván Duque, también presente en la Cumbre Concordia 2019, en Nueva York. 

El regreso

El pasado miércoles, Buffett regresó al Catatumbo en su segunda visita a esa región en los últimos años, acompañando a Duque a La Gabarra, para poner en marcha un programa de sustitución de cultivos y el plan de vías terciarias para esa región duramente golpeada por los fenómenos de violencia, narcotráfico, guerrillas y paramilitares.

En esta visita, Buffett anunció una donación de 46 millones de dólares (156.400 millones de pesos) para obras de desarrollo vial. En 2017, entregó una donación de 16 millones de dólares (54.400 millones de pesos) para el programa de desminado humanitario que se adelanta en varias regiones del país.

La prioridad por Colombia

La Fundación que preside Buffett está vinculada a proyectos e iniciativas de emprendimiento e innovación en cerca de 100 naciones "y ningún país es tan importante para nosotros como Colombia", ha dicho el multimillonario.

También ha anunciado su propósito ? que deberían seguir también los empresarios de Colombia ? de entregar títulos de propiedad a los productores y campesinos del Catatumbo porque, desde su experiencia, "no hay nada más importante para un campesino, para un productor, que saber que está trabajando en su tierra".

Buffet es el director ejecutivo de la multinacional Berkshire Hathaway, de propiedad de su padre y su familia, y presidente de la Fundación Howard G. Buffett, que es la que se ha vinculado con entusiasmo al Catatumbo.

En la estructuración y puesta en marcha de sus proyectos ha tenido un gran apoyo y colaboración de la iniciativa Catatumbo Sostenible, que lidera el consejero presidencial Emilio Archila, de quien puede decirse que es el funcionario del Gobierno colombiano que pasa más tiempo en Cúcuta, Tibú, La Gabarra y Ocaña, que en Bogotá. 

Simpático y sencillo

Buffett es un hombre simpático, muy meticuloso, sencillo y con gran sentido del humor, según lo definen quienes han tenido oportunidad de trabajar con él o de estar a su lado.

Vea también FRONTERA CERRADA: PÉRDIDAS INCALCULABLES

Un asesor del consejero Archila destaca su conocimiento y meticulosidad asombrosa para todo lo que tiene ver con sus planes y proyectos. "La inversión que ha proyectado y programado para la región del Catatumbo fue planificada con él y su equipo técnico, obra por obra, dólar por dólar", dijo el asesor.

Buen sentido del humor

Buffett tiene un buen sentido del humor. El pasado miércoles en La Gabarra, cuando el presidente Duque hizo su intervención para referirse a su permanente preocupación al visitar las regiones por ver moverse los tractores y maquinarias para empezar a hacer las obras, Buffet dijo: "Yo preferiría quedarme? yo me quedo manejando un tractor?"

En efecto, el filántropo tiene su propio tractor, que maneja él mismo cuando está en su casa de campo o en las circunstancias que lo ameriten; es decir, él también es tractorista?

Según varios de sus acompañantes, Buffett dijo que le gustaría también quedarse en La Gabarra, pues el cacao y el chocolate de esa región son deliciosos y a él gustan mucho? Como a su padre Warren, que es adicto a la Coca Cola y a los helados, y devora exquisitos dulces como si fuera un niño.

Suena El Escorpión

Como en todo evento de esta naturaleza que se respete, llegó el momento y el turno para la banda y las bailadoras y bailadores. 

El grupo musical de la región invitado interpretó El Escorpión, un cumbión de Ariza y su Combo, con letra y música del maestro Víctor Salamanca. Buffet recibió un sombrero vueltiao pero siempre lo tuvo en la mano? No se lo puso nunca y ni siquiera se quitó la gorra que llevaba?

Mientras las muchachas bailaban al son de las notas alegres de El Escorpión, Buffet se mantuvo quieto, apenas sonreía y trataba de alzar los brazos y "mover el esqueleto", como se dice coloquialmente. 

En un momento le pasó el sombrero vueltiao al consejero Archila, pero éste tampoco sabía bailar el endemoniado y lujurioso ritmo de El Escorpión? No bailaron nada, pero la gente los aplaudió con cariño y admiración.

Es posible que en su próxima visita al Catatumbo, Buffett nos vuelva a sorprender bailando como un trompo con las botas puestas hechas por los exguerrilleros. Y quien quita que también nos de otras sorpresas: como las de bailar hasta ritmos tan pegajosos como la champeta y el reguetón?

Información del Diario La Opinión

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Frontera

ELN atacó dos autobuses con pasajeros en el Cesar

| comentarios

Frontera

Hechos en Norte de Santander por paro armado

| comentarios