Erika Moriño

Hasta la ambulancia llegó sin tocar la sirena y con las luces apagadas

Hija de la víctima

Miguel Moriño

Nadie debía ver nada, era más importante el concierto que la muerte de mi papá

Hijo de la víctima

"Mi papá pagó para vender en concierto"

Ingmary Rodríguez I La Prensa del Táchira.- Humberto Mariño Ordóñez de 55 años, quien perdió la vida tras caer al vacío en uno de los ascensores del Polideportivo de Pueblo Nuevo el pasado viernes 31 de enero, había pagado 250 mil pesos para trabajar la noche del concierto del cantante colombiano Silvestre Dangond.

Desde hace 13 años venía laborando en los juegos y eventos privados en el estadio, sus hijos consternados, llenos de impotencia aseguran que la muerte de su padre ha sido ignorada por las autoridades del campo deportivo y productora del evento.

Vea tambien: NADIE RESPONDE POR EL MUERTO DEL ESTADIO

Erika Mariño, hija del fallecido, relató que luego de 3 horas del accidente fueron contactados por los efectivos del CICPC, quienes notificaron la muerte de su padre.

La noticia la cegó de dolor y junto a su hermano Miguel Mariño, intentaron acudir al estadio, pero el cuerpo de su padre yacía en la morgue del Hospital Central, razón por la cual se dirigieron al CICPC a conocer detalles de lo ocurrido.

Miguel Mariño, comentó que "solo nos dieron la cartera, bolso y teléfono, y no proporcionaron detalles del accidente". 

Conocieron la versión del hecho por una de las trabajadoras del lugar, quien les contó que su padre había tocado el botón en el piso 5 para bajar a los otros niveles para vender la mercancía, pero al abrir la puerta, no se percató que no estaba la cabina y cayó al vacío.

"De no ser por la compañera que informó sobre el accidente, ni cuenta se dan y el ascensor al bajar aplasta a mi papá", relató Erika.

Pero como el "Show" debía continuar, comentó que el lugar fue custodiado de inmediato por los efectivos de seguridad y Protección Civil, quienes mantuvieron todo el lugar bajo custodia para que nadie se enterara," hasta la ambulancia llegó sin tocar la sirena y con las luces apagadas".

El cuerpo sin vida del señor Humberto fue levantado y rápidamente llevado a la morgue del Hospital Central, "nadie debía ver nada, era más importante el concierto que la muerte de mi papá", dijo Miguel.  

VEA TAMBIEN: VENDEDOR MUERE TRAS CAER EN HUECO DE ASCENSOR 

El ascensor presentaba fallas

Consideran que si el ascensor presentaba una falla mecánica, debieron haber colocado algún letrero o aviso para notificar los posibles riesgos, "Hasta una de las personas que acudió al concierto pudo caer". 

Razón por la acreditan que esta falta de mantenimiento del elevador, es la causante de la muerte del señor Humberto, "nos comentaron que él había subido por el ascensor y había funcionado, pero el aparato fallaba de vez en cuando".

"Mi papá no bebía"

Piensan que para desviar la atención sobre las fallas que presentaba el aparato, dieron una información errada sobre el señor Humberto, "comenzaron a decir que estaba tomado y es mentira, mi papá no tomaba", expresó su hijo.

Describieron a su padre como un hombre responsable, "siempre sacaba sus papeles, tenía todo al día, era trabajador, no le gustaba llegar tarde a los eventos, su único vicio eran los cigarrillos".

Miguel Mariño expresó, "nadie no los va a devolver, está muerto, pero pedimos que nos den una explicación".

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira 

Otras Noticias