En 2 años Venezuela tuvo 7 mil casos de Sarampión 

La Prensa del Táchira |Agencias.- Venezuela logró detener el brote de sarampión que comenzó en julio del año 2017 gracias a alianzas con la Organización Panamericana de la Salud y otros socios. 

Realizaron una campaña de vacunación que inmunizó al menos a nueve millones de niños entre los 6 meses y los 15 años de edad.

7.054 casos confirmó Venezuela desde 2017 hasta 2019; de estos, murieron 84 personas. En 2018 se calcularon alrededor de 5.779 personas infectadas y 75 muertes; para el año pasado había 548 enfermos, es decir, 91% menos que en 2018. Además, hubo tres fallecimientos.

Los expertos de la OPS indicaron que aunque, son optimistas sobre las vacunaciones que hicieron, Venezuela necesita que se haga un continuo seguimiento a los programas de inmunización. 

De esta forma, la tasa de cobertura de 95% se mantendría en el país. También abogaron por un sistema de vigilancia epidemiológica para evitar que reingrese el virus.

¿Cómo detuvieron el brote?

El plan constó de la activación de cada uno de los niveles del sistema de salud venezolano; movilizaron entre 19.000 y 31.000 vacunadores cada mes en los estados del país.

También pusieron a la orden del país a 50 expertos nacionales e internacionales de la OPS, reprodujeron documentos educativos para informar sobre el sarampión, adquirieron reactivos de laboratorio y alquilaron 60 vehículos y lanchas para mover a las brigadas que vacunarían a la población. Además, compraron vacunas contra el virus.

Todo esto contó con un presupuesto de siete millones de dólares provistos por la Iniciativa Sarampión y Rubeola, la Oficina de Asistencia en el Extranjero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y la Unión Europea, Canadá, la OMS y recursos adicionales propios de la OPS.

Las inmunizaciones las recibieron niños desde los 6 meses hasta los 15 años de edad, no vacunados o con el esquema incompleto. 

Entre abril de 2018 y julio de 2019 fueron vacunados casi nueve millones de niños, de acuerdo con los datos del Ministerio de Salud, que la OPS constató.

La OPS colaboró con clases de entrenamiento para atender casos de sarampión en el territorio nacional. Asimismo, entregaron guías de procedimientos para detectar y controlar los casos de la enfermedad.

En un trabajo en conjunto con la Unicef, la OPS ayudó al Ministerio de Salud a velar por la seguridad de las cámaras de enfriamiento de las ampollas de vacuna en los estados del país. 

La capacitación se debe a las continuas irregularidades eléctricas. Además, los equipos recibieron clases relacionadas con el manejo de la cadena de frío.

Gracias al Fondo Rotatorio de la OPS, Venezuela obtuvo más de 13 millones de dosis de vacunas contra el sarampión y la rubeola, así como jeringas y demás recursos.

A Venezuela le quedó la tarea de mantener los estándares recibidos por las instituciones de salud, aparte de encargarse de la cobertura de vacunas en 95%.

El regreso del sarampión

En 2017 el continente americano vivió el resurgimiento del virus, a pesar de que en 2016 se declarara libre. La causa fue su circulación alrededor del mundo, lo que aumentó su riesgo de contagio y reintroducción.

El mundo vivió su propagación en 2018. La OMS contabilizó 229.068 casos; en 2019 fueron 429.650 casos.

En la región americana reportaron 16.822 enfermos y 91 muertes confirmadas. Sin embargo, en 2019 el último reporte fue de 19.530 enfermos y 15 muertos.

Salud pública

Difteria, tuberculosis, malaria, mortalidad materna y de niños menores de un año de edad, salud mental y prevención de la violencia son las preocupaciones de Venezuela. 

A esto se le suma la incapacidad creciente del sistema de salud público para contrarrestar los casos de enfermedades.

Desde el año 2016 la OPS intensificó su ayuda técnica con el Ministerio de Salud, asociados internacionales y organizaciones no gubernamentales locales. 

Los objetivos son reforzar la gestión del sistema de salud, la prevención y el control de enfermedades transmisibles y no transmisibles y reducir la mortalidad materna y neonatal. 

A su vez, mejorar el manejo de emergencias y adquirir medicamentos, vacunas, reactivos de laboratorio y otros suministros para los programas de salud.

Información de El Nacional. 

Otras Noticias
Nacionales

Coronavirus avanza lento y sostenido en Venezuela 

| comentarios