Esto es una combinación de la tradición familiar. Mi familia es dulcera por excelencia y yo continúe con el legado

Jonny Torres

Propietario

La feria sigue endulzando

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- Un stand de parada obligatoria, con el que los tachirenses de diversas generaciones ya están familiarizados es el de la Dulcería Carrusel.

Con 28 años de trayectoria en el Táchira, la dulcería no solo es de los stands más provocativos, sino de los más vistosos en la Expo Táchira de este año. 

Jonny Torres, presidente y propietario de la dulcería, heredó el dulce legado de sus padres, quienes comenzaron un emprendimiento solo con la fabricación de caramelos. 

Vea también: LA VENA ARTÍSTICA TAMBIÉN SE EXPONE 

Hoy día, la Dulcería Carrusel tiene para ofrecer más de 34 productos, que abarcan "chupetas del chavo, tornado, súper tornados, chupetas de corazón, el famoso bastón navideño", galletas de coco y ahora bolitas de pan integral. 

27 años de compañía

Esta no es la primera vez que Jonny lleva su dulcería a la exposición comercial, de hecho, lo han hecho por 27 años y, a pesar de los vaivenes de la economía, se han mantenido trabajando. 

Para él, este fenómeno se debe a la tradición. "A la gente le gusta endulzarse la vida", comenta. 

Vea también: UN NEGOCIO QUE COMENZÓ CON ALPARGATAS