Los gobiernos están para crear trabajo, no para destruir el trabajo

Miguel Prato

Propietario

Un negocio que comenzó con alpargatas

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- Presentes en el Táchira desde 1945, el negocio de tejidos y artesanías de la Familia Prato es histórica. 

Fundada en la aldea de El Topón en Capacho, Ominto Prato Durán y su señora Sira Imelda, dieron inicio a una empresa que acompañaría a su familia hasta el 2019. 

En la actualidad el negocio que comenzaron los esposos Prato en Capacho, está ubicado en la avenida 1 de Táriba, entre calles 7 y 8. Sus hijos y bisnietos se encargan de continuar con esta herencia familiar.

Vea también: "IDENTIFICAMOS AL TÁCHIRA CON FERIA Y CAFÉ"

Una mirada al pasado

Miguel Prato, hijo de la emprendedora pareja, es hoy quien da la cara por el negocio. Recuerda que su padre trabajaba en "labores de campo" como maletero entre Colombia y Venezuela, y era su madre quien tejía y comenzó con el negocio. 

"La que propuso esto fue mi mamá y mi papá trabajaba y aportaba el dinero para que mi mamá comprara el hilo. Con el trascurso del tiempo se fue profundizando y mi mamá colocó empleados en Capacho", rememora.  

Fue en 1955 cuando adquirieron los primeros telares eléctricos con la ayuda del señor Rafael Cortez de Telares Táchira, quien era su proveedor de hilo; y ese mismo año se mudaron a Táriba, donde hoy continúan laborando. 

"Todo surgió de las alpargatas"

Los orígenes del negocio de tejidos y artesanías de la Familia Prato se pueden rastrear hasta un par de alpargatas, pues lo que hoy es el negocio familiar "evolucionó de las alpargatas".