Venezuela vive un espejismo económico

La Prensa del Táchira | Agencias.- Que en Barquisimeto exista una gran cantidad de bodegones con anaqueles repletos de alimentos importados, la mayoría de Estados Unidos; que en la calle transiten muchos automóviles último modelos; o que haya un boom de locales de comida rápida cobrando en dólares no quiere decir que Lara o Venezuela esté superando la extrema pobreza en la que está sumergida desde hace años.

Varios economistas consultados por La Prensa refieren que los escenarios antes descritos son un espejismo que está muy alejado de la realidad, porque aunque el dólar gane terreno en la carrera contra el bolívar, su uso no se traduce en productividad, resurgimiento y prosperidad.

"Cada vez más personas manejan dólares, cerca de la mitad de la población, pero eso no significa que estén bien, o que tengan la cantidad necesaria para sostener todos sus gastos", es el análisis que hace Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica en su cuenta twitter cuando agrega que el 53% de las transacciones comerciales en Venezuela se hacen en divisas, lo que se traduce a que hay más dólares circulando que bolívares aunque cuestiona "¿Cómo se explica eso en un país sancionado por Estados Unidos?".

José Toro Hardy, economista y expresidente de PDVSA, señala que este "mini boom" económico, se da por la flexibilización que ha tenido el gobierno con el control de cambio, de precios y con la exoneración de impuestos de importación de algunos productos, pero acota que ese leve repunte no se traduce en que existe una mayor inversión productiva.

Vea también: ANC ANALIZA PONER IMPUESTO A TRANSACCIONES EN DÓLARES

"Surgen oportunidades en determinado sector y es para hacer actividades muy concretas; ese es el caso de los bodegones que no están regados en todo el país, existen en Caracas, al norte de Valencia, en Lechería, Margarita y en el este de Barquisimeto, pero eso no es algo generalizado. Y esas personas que tienen bodegones al haberse eliminado el control de cambio ya no acuden al BCV a solicitar dólares, sino que con sus propios recursos traen mercancía", puntualizó.

Los "bodegones" son una serie de negocios de edificación moderna donde ofrecen desde chucherías, bebidas gaseosas, carnes, licores, víveres, exquisiteces en embutidos, aderezos, artículos de aseo personal hasta aparatos electrónicos. En la capital larense se pueden ver mucho de estos comercios en zonas como Nueva Segovia, Leones, avenida Lara, Bracamonte, algunos centros comerciales mientras que en el centro y oeste de la ciudad también se pueden precisar. La venta en divisa extranjera de comida rápida también refleja parte de ese "espejismo" pues en muchas se ofertan productos como panes, las salsas, los refrescos y las papas fritas importados "y que no se encuentran en cualquier sitio aquí en Venezuela".

Los especialistas acotan que está importación no provoca un efecto "multiplicador" dentro de la economía porque esta modalidad de negocio no impacta en la generación de empleos, ni en más producción industrial nacional, ni siquiera tiene que ver con un mayor consumo

Con información de La Prensa de Lara

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Nacionales

Primer buque iraní llegó a costas venezolanas

| comentarios