En las otras épocas uno vendía demasiados sellos, almanaques, llaveros

Ana Vanegas

Propietaria Puligráficas Vanegas

Anteriormente qué no dábamos

Arelis Suárez

Trabajadora de Lacor

Me mantengo porque trabajo solo, no puedo mantener empelados ni nada

Ciro Suárez

Propietario Impresos el Rey

Se están perdiendo las tradiciones

Oswar Gómez

Ciudadano

Por la situación se han acabado muchas cosas

Robert Ballesteros

Ciudadano

Ya nadie regala almanaques

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- La costumbre de regalar almanaques a los clientes y proveedores en el inicio del año nuevo, es cosa del pasado, pues este 2020 son pocas las personas que recibieron tal obsequio. 

Si bien algunos locales comerciales se animaron y mandaron a hacer los calendarios, la mayoría no contó con el presupuesto para dar el acostumbrado regalo de año nuevo. 

Vea también: GANADEROS: INTERMEDIARIOS EXAGERAN PRECIO DE LA CARNE 

Un encargo en disminución 

Ana Vanegas, propietaria de Puligráficas Vanegas, con 13 años en el mercado, indica que este 2020 sí hubo ventas de almanaques en comparación con el 2019 que "estuvo mal".

A su juicio, este año la economía ha mejorado, "pero el año pasado estuvo de crisis". Sin embargo, en años anteriores, al menos, 80 clientes mandaban a hacer almanaques en grandes cantidades. Este 2020 sólo fueron seis los clientes y 600 los pedidos. 

Para mantenerse en el mercado, Vanegas confiesa que "aquí ayudan mucho las copias y las impresiones", además al ser diseñadores gráficos, los clientes los prefieren, según dice.  

Tipografías en merma

Ciro Suárez, propietario de Impresos el Rey, lamenta que "las tipografías las están acabando. No hay nada que hacer". Con 55 años en el negocio, confiesa que "es muy poco lo que se hace". 

Vea también: NO LLEGA TRATAMIENTO PARA LA TOXOPLASMOSIS 

Asegura que con la crisis económica ya no hay clientes que manden a hacer almanaques. "Los poquitos que hice los vendí", afirmó. 

Recordó que en años anteriores los pedidos de almanaques comenzaban a mitad de año, pero hoy día "la gente dice: a quién le voy a regalar si ya clientes no hay", fustigó.