Destitución de Balbo: la novela de la Fiss

Augusto Medina | La Prensa del Táchira.- Como pólvora se regó la versión en las redes de que el alcalde de San Cristóbal, había destituido a Carmelo Balbo del Comité del Reinado de la Fiss. Era la noticia bomba a sólo cuatro días del acto de elección y coronación.

Como una novela "culebrona" de las que acostumbraba transmitir la desparecida RCTV, se convirtió la mañana de este martes con la supuesta salida de Balbo de la gerencia de Cultura, Turismos y Feria.

No sabía

Una de las páginas digitales más leídas del Táchira, tenía la información y sobre las 12:00 de la noche de lunes, el propio Carmelo, llamó al alcalde para preguntarle si era cierta la información.

La respuesta del alcalde fue persuasiva: "mañana tenemos reunión". Allí comenzó el segundo capítulo de la "novela". La reunión se dio en el despacho del alcalde: Carmelo Balbo, se presentó con las 12 candidatas y con cara de pocos amigos.

A puerta cerrada y la prensa esperando

Puertas se abrían, otras se cerraban. Funcionarios que ingresaban apresurados y otros salían serios sin mirar a nadie. La prensa esperaba. Comentarios se compartían sobre que el alcalde tenía que apretarse los pantalones.

"¡Debe destituir a Carmelo!". "¡Lo tiene prensado!", "¡Le tiene miedo!", "¡Debe poner a una mujer!". "¡Qué no se la deje montar!", eran parte de los comentarios que periodistas hacían mientras el reloj marcaba las 11:30 de la mañana.

Salió el alcalde y se "encerró" en otra oficina con su personal de confianza. ¡Llamen a Stiwar!, repuso el mandatario. Media hora más se debatió. Balbo seguía en la oficina principal con sus candidatas.

12:00 m entra la prensa

El alcalde Gustavo Delgado, en el centro, a su izquierda Balbo, quien seguía mirándolo con cara de pocos amigos y a la derecha Stiwar Fernández, presidente del Iamdesin.

En los 10 minutos siguientes, habló Delgado, sobre un supuesto resumen de la feria: los pro y los contra, los agradecimientos y los rechazos, pero eso no era la noticia.

La colega Mariana Duque, preguntó sobre la basura y el caso de Moronta, el alcalde respondió y dio vuelta sobre los temas, pero la inquietud seguía latente, sobre el caso Balbo.