Nos quedamos sin ambulatorio

Wilson Rios

Vecino de la zona

Desvalijado quedó ambulatorio del 23 de Enero 

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Totalmente desvalijado quedó el Ambulatorio tipo II San Sebastián del barrio 23 de Enero, luego de que el hampa común hiciera de las suyas durante tres días consecutivos.

El pasado 28, 29 y 30 de diciembre los antisociales se llevaron hasta las puertas de la sede donde se brindaba atención médica preventiva a niños y adultos de la zona.

Insumos, medicamentos, la nevera, la cocina, escritorios, lavamanos, lavaplatos, todo el cableado eléctrico incluyendo los enchufes y hasta las puertas de los consultorios fueron extraídos del lugar, dejando fuera de servicio el centro de salud.

El lugar que funcionaba con un médico y algunas enfermeras brindaba atención en medicina general y pediatría, además ofrecía el servicio de inmunización, pero tras el robo el personal fue reasignado y el módulo cerrado.

Sin ambulatorio 

Wilson Ríos, vecino de la zona, manifestó la intensa tristeza que le embarga luego de que el hampa desvalijara el lugar sin que nadie hiciera nada al respecto. 

Vea también: LA TITÁNICA LUCHA DE LOS NIÑOS CON CÁNCER 

"Desde hace al menos 5 años el ambulatorio comenzó a funcionar en el módulo de cultura, porque la sede del ambulatorio estaba inhabitable, allí funcionaba bien, pero ya nos quedamos sin ambulatorio", dijo. 

Explicó que en la zona nadie hace nada contra la delincuencia que los azota, los vecinos no denuncian por miedo, y siguen atacando instalaciones que prestan servicio a la comunidad. 

Delincuencia desatada 

Comentó que luego desvalijar totalmente el módulo donde funcionaba el ambulatorio y llevarse todo a su paso, los delincuentes procedieron a robar el espacio donde funciona Tierra Andina. "Hasta los trajes de danza de las niñas se llevaron".

Pero hasta allí no llega el problema, recientemente ingresaron a la escuela de labores y ya comenzaron a robarse algunas cosas y lo mismo está sucediendo con el Centro de Educación Inicial.

"Llegaron los delincuentes y se llevaron todo a su paso, lamentamos mucho que le hayan quitado a la comunidad el centro de salud, ahora debemos ir más lejos para colocarles las vacunas a los niños, que tristeza e impotencia", dijo. 

Vea también: DOS AÑOS SIN QUIRÓFANOS CUMPLE EL HOSPITAL DE TÁRIBA 

Contó que el lugar también se presta para que en las noches se practiquen acciones vandálicas. "Necesitamos que los organismos de seguridad se acuerden del barrio 23 de enero y sus zonas aledañas". 

En zozobra

Ángelo Sánchez, entrenador de Kenpo en el módulo desvalijado, destacó que los espacios del lugar también son usados para entrenar kenpo, pero ahora tienen que hacer hasta muy temprano y tener mucho cuidado.

"Ante la ausencia de los organismos de seguridad, la delincuencia hace de las suyas, tengo que estar sacando a personas que vienen a fumar y delinquir del lugar", añadió. 

También Dulce Ruiz, directora del CEI manifestó su tristeza por lo ocurrido al ambulatorio. "Teníamos la opción de llevar a los niños y que los vacunaran y los chequearán, ahora si tenemos un malestar nos aguantamos".

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira