José Gregorio Hernández, familia e infancia

María Vargas Cárdenas | La Prensa del Táchira.- José Gregorio Hernández fue el segundo hijo de la unión de los llaneros Benigno Hernández y Manzaneda y Josefa Antonia Cisneros. 

Nació en el pueblo de Isnotú, estado Trujillo, un 26 de octubre del año 1864, en un hogar humilde.

Su primera hermana, María Isolina, nacida en mayo de 1863, falleció a los siete meses de nacida. 

Después de él, nacieron María Isolina del Carmen, en mayo de 1866; María Sofía, en septiembre de 1867; César Benigno, en agosto de 1869; José Benjamín Benigno, en septiembre de 1870 y Josefa Antonia quien nace en agosto de 1872.

Fue Juana Viloria, hija de una familia humilde de la localidad, quien se ocupó de cuidar al niño y distraerlo jugando con carritos hechos de carretes de hilo, según reseñan María Matilde Suárez y Carmen Bethencourt, en su obra "José Gregorio Hernández, del lado de la luz".

VEA TAMBIÉN: EL MILAGRO DE YAXURY QUE IMPULSA A JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ

La madre y la tía María Luisa, devotas de Nuestra Señora de las Mercedes, San José y la Virgen del Rosario, le enseñaron a cultivar las advocaciones religiosas a José Gregorio.

Le llevaban a la iglesia frecuentemente, hacían oficios y obras de caridad a los enfermos, llevándoles palabras de aliento y consuelo, de ahí se le atribuye su amor por el servicio y la caridad con el más necesitado.

A sus ocho años de edad, fallece su madre, un 8 de agosto de 1872, por lo que quedó bajo los cuidados de su tía paterna, María Luisa.

Su padre, que gozaba de éxitos en el trabajo gracias a su organización y constancia, tras quedar viudo contrajo matrimonio con María Ercilia Escalona Hidalgo, en 1876, con quien tuvo seis hijos.

José Gregorio heredó de su padre "la firmeza de carácter, la constancia y el tesón para la lucha diaria, el estricto cumplimiento de sus deberes y obligaciones, la prudencia, la justicia... para que fuera un hombre de bien", según reseña Miguel Yaber, en su obra José Gregorio Hernández, Hombre de Dios, Siervo de los Enfermos.

A los 14 años de edad, se traslada desde Trujilllo hacia la capital del país, Caracas, para comenzar sus estudios en el Colegio Villegas, donde obtuvo el título de Bachiller en Filosofía en 1884. Antes le había manifestado a su padre el deseo de estudiar la carrera de derecho, sin embargo, fue convencido por él para que se inclinara por la rama de la medicina.

A esa corta edad ya mostraba interés por nutrir el intelecto, que más adelante le conduciría a iniciar la carrera de medicina, su amor por la biología, la teología y el habla de diversos idiomas, que dejaría un importante legado a la ciencia médica en Venezuela.

Con información de Revista de la Sociedad Venezolana de la Historia de la Medicina

Información deEl Nacional

Las Noticias del Táchira también síguelas en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Nacionales

Fedeagro: Productores siguen sin gasolina

| comentarios