¡Vuelta al Táchira! Luca puso pasión en el remate 

Nelson Altuve P | La Prensa del Táchira.- Todo se consumó en los últimos metros. Después de rodar 117| kilómetros una jauría de ciclistas se abalanzó en pos del triunfo que al final quedó en manos del italiano Luca Pacioni.

Era la carta crédito de Gianni Savio, el técnico más ganador de la Vuelta al Táchira, y las credenciales de Pacioni las puso de manifiesto sobre la amplia calzada de la quinta avenida donde se disputó el final de la primera etapa.

Pacioni simplemente apretó en los últimos metros, luego del trabajo de sus compañeros de equipo que le prepararon el embalaje en un trabajo, primero para darle caza al colombiano Juan Hoyos y luego para sacar de rueda a los enemigos en el remate final.

Luca puso todo el empeño por ganar. Dejó constancia de sus condiciones de sprinter y no hizo quedar mal a su técnico que lo daba para ganar la primera etapa. Triunfo redondo para la franquicia italiana.

A lo largo del circuito metropolitano desde su salida frente a la Basílica de la Consolación hasta los kilómetros de vía que llevaron a la zona central de la capital tachirense, los aficionados brindaron su respaldo a los competidores.

Gianni Savio, director técnico del Androni dijo. "Contento de este triunfo; planteamos bien la carrera, había que controlar. Felicitaciones a los muchachos que neutralizaron la escapada de tres ciclistas. Al final de los contra ataques, estuvieron presentes cuando Salinas y Cepeda quisieron salir. Mis corredores hicieron un gran trabajo para que Pacioni hiciera una gran volata para ganar la etapa".

Fue un bonito inicio de la LV Vuelta al Táchira. Luego de rodar más de 80 kilómetros, Juan Hoyos, se mostró como el más combativo por esa fuga con Jackson Rodríguez y el colombiano Miguel Velandia, destacando entre los venezolanos.

Hubo una fuga que tomó tiempo suficiente para que Hoyos pasara a ser dominador de los sprint, ganando segundos importantes, hasta que claudicó en los últimos 30 kilómetros, pero el ciclista vallecaucano dejó constancia de su combatividad.

Vea también: A RIN PELAO

El circuito fue rápido. Partió desde la Basílica de La Consolación controlada hasta que tomó la ruta a San Cristóbal y la ruta del circuito metropolitano. Los aficionados fueron asomando sus caras a lo largo trayecto de 14 kilómetros por vuelta que tuvo como meta, la quinta avenida.

Con el transcurrir de la mañana los corredores fueron tomando calor, a medida que el sol salía y la temperatura aumentaba. Cada vuelta se tomaba con propiedad por los corredores que iban aumentando el ritmo de su pedalear.

Hoyos, del club colombiano Gesprom, divisa que fue la última en recibir invitación, no le aguantó sus condiciones y claudicó solo después de asegurarse el liderato de los sprint, al sumar 10 puntos y conservar el liderato de esta modalidad.

La carrera se inició con un considerable retraso. Personas apostadas frente a la Basílica de Táriba protestaron la presencia de funcionarios del gobierno central, generando momentos de confusión. Pasado el problema se dio la partida controlada hasta la quinta avenida de la capital tachirense.

El giro tachirense en su edición 55 apenas comienza. Se libró la primera batalla, vendrán otras jornadas, y cada día la emoción crecerá. Este lunes la carrera viaja hacia la zona sur del Táchira.