Muere tras golpiza por partir un retrovisor

Ingmary Rodríguez/ La Prensa del Táchira.- Por 8 días estuvo padeciendo Jimmy Javier Torres de 38 años de edad, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Central de San Cristóbal, luego de sufrir una golpiza en el sector Pozo Azul en el municipio Junín Rubio.

El 28 de diciembre durante las festividades del día de los Santos Inocentes, Jimmy Torres fue fuertemente golpeado por una mujer y su acompañante en horas de la noche en las cercanías de un lugar nocturno de la zona.

La esposa de la víctima, Dayanna Caro, comentó que su pareja no acostumbraba a beber, pero ese día había llegado de Colombia y se reunió con "unos supuestos amigos", quienes serían los responsables de su muerte.

Al parecer "Jimmy", tropezó la moto de sus agresores y al caer se le partió un retrovisor, razón por la cual Laura Ascanio, quien presuntamente es la causante de la muerte de la víctima, le reclamó y lo golpeo, éste en el intento de esquivar los puñetazos, empujó a la mujer, razón por la cual la pareja de Ascanio se sumó a la golpiza.

Al verlo tendido en el suelo, de acuerdo a los contando por su esposa, la mujer lo golpeo con el casco, dejándolo inconsciente.

"La gente me comentó que él les decía que les pagaría el retrovisor pero la mujer lo insultaba y golpeaba, ella supuestamente también estaba tomada. Hay testigos que dicen que fue ella quien lo golpeaba en la cabeza", comentó.

Pasadas las 11 de la noche, un vecino llevó el cuerpo inconsciente de Torres a su casa, su esposa al recibirlo le comentaron que estaba borracho y por esa razón había sufrido una caída.

Al no ver reaccionar a su esposo y notar la herida que tenía en la cabeza, lo llevaron al centro asistencial de la zona, los galenos al ver su mal estado de salud lo refirieron al Hospital Central de San Cristóbal.

En el lugar luego de varias evaluaciones médicas diagnosticaron que el hombre presentaba graves fracturas en el cráneo e inflamación en el cerebro.

"Él no hablaba bien, no tenía lucidez, pedía comida a cada instante, olvidada las veces que consumía alimento, parecía un niño especial, había perdido la movilidad en sus piernas", dijo.

Las lagunas mentales y los fuertes dolores de cabeza poco a poco fueron arrebatándole la vida, hasta este domingo a las 11 de la noche que su esposo y mamá de crianza, lo vieron orando "se persignó, nombró a sus hijos y dijo: "Ahora si me puedo ir en paz".

Su esposa relata que no pensó que estas serían sus últimas palabras, "él me había dicho que me fuera a la casa a descansar que él estaría bien, pero me quedé viéndolo hasta que murió".

Los responsables de la golpiza que ahora serían los homicidas, fueron detenidos por funcionarios de CICPC, "el hombre se hizo responsable, pero fue la mujer quien lo golpeo en la cabeza, ella debe pagar", denuncia su esposa.

Presuntamente existe una tercera persona en el hecho, quien se dio a la fuga, se trata de Jhoan Garzón Ascanio, "este hombre también repartió golpes contra mi esposo, pero dicen que se fugó a Colombia". 

Al parecer una de las pruebas colectadas para determinar la culpabilidad de la sospechosa es el casco usado para golpear a "Jimmy", el cual presentaba manchas de sangre.  

La esposa de la víctima lamenta lo ocurrido, "me dolía ver a mi esposo así, mis hijos están mal, por un retrovisor roto le quitaron la vida".

Su esposa y demás familiares en las adyacencias de la morgue del Hospital Central, denunciaron que la sospechosa aparentemente intentó extorsionar a los efectivos policiales, "le querían pagar a los CICPC 10 millones de pesos para no ir a la cárcel".

Ante lo ocurrido claman justicia, "le pedía a Dios me lo salvara, ahora le pido que haga justicia". 

Las Noticias del Táchira síguelas también en Twitter @laprensatachira, Instagram @laprensatachiraweb y Facebook La Prensa del Táchira

Otras Noticias
Sucesos

Detenido por robarse unas herramientas en Pirineos

| comentarios