Basura: la única herencia del 2019 

Augusto Medina | La Prensa del Táchira.- Como todo primero de enero, la ciudad de La Cordialidad, muestra su faceta desolada: comercio, farmacia, restaurantes, panaderías y charcuterías con sus santamarías abajo, pocos transeúntes, mínimo transporte pero mucha basura en sus calles.

Es como dijo Alcira Villasmil, "la herencia del 2019 al 2020". Montones de desechos sólidos ya descompuestos dan fe de que la recolección del aseo urbano no pasó por muchas rutas.

Vea también: CAMBIO: EL DESEO COMÚN DE TACHIRENSES

Se limpiaron tramos considerables de la 5ta. y 7ma. Avenida, no así los alrededores del terminal de pasajeros, intercepción del centro de la ciudad y gran parte de La Concordia.

Zamuros hacen el trabajo

Es tanta la basura acumulada en algunos sectores de San Cristóbal que ya es familiar ver como los zamuros hacen su trabajo. Se volvieron domésticos, ya no se asustan con el paso de los vehículos ni mucho menos con el paso de personas.

El primer día del año, dónde muchos creían que se tendría una ciudad limpia, pues uno que otro turista nos visita, el casco central mostraba el rostro del abandono con desechos esparcidos por todos lados.

Vea también: PRIMERO SIN GASOLINA Y BLOQUEO A PARTIR DEL 15

Proliferación de moscas

Como llamado de alerta a las autoridades sanitarias y alcaldías, algunos sancristobalenses, recordaron que este problema de la basura que viene de herencia del año pasado está dejando una proliferación de moscas que puede generar un problema grave de salud.

Se espera que este 2020, sea un año diferente y que la Villa de Juan Maldonado que se prepara para honrar a su patrono, empiece a mostrar otro rostro, pues durante la feria de San Sebastián se triplican los visitantes y la basura no es el mejor atractivo.