En Margarita están "Bravos" por la eliminación 

La Prensa del Táchira | Agencia. - La Isla de Margarita no tendrá pelota en enero, habrá silencio en el Stadium Nueva Esparta, uno de los más cómodos y agradables del país.

La culpa de esto fue la eliminación de Bravos de Margarita. Los isleños fueron el primer equipo en quedar oficialmente fuera de la postemporada en la campaña 2019-2020 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

El pitcheo marca la pauta en cualquier circuito y en una temporada de 42 juegos, como la actual, adquiere mayor relevancia este departamento. Bravos no contó con un buen rendimiento de sus brazos.

A excepción de Henry Centeno, la efectividad colectiva es de 6.08 y es el equipo con más hits, carreras y carreras limpias permitidas en lo que va de calendario.

Los números indican que fue este el problema más grave del equipo y la razón principal para quedar fuera de competencia antes de Navidad, Desde las zafras del 2015-2016 hasta la pasada, encontramos a Bravos de Margarita siempre entre los tres mejores equipos de la LVBP.

Con un pitcheo fuerte se refiere, y apoyado en esa labor de sus brazos el equipo se hizo sentir tres veces en las series de playoff durante el lapso.

Henry Centeno lanzó como los mejores y luego de ocho aperturas tiene 3-0 y 1.54 de efectividad, pero es el único destacable en un grupo de abridores en el que Omar Bencomo Jr., el brazo de más jerarquía, registró la peor temporada de su carrera (1-5 y 9.56).

Luis Ysla no pudo en tres aperturas antes de ser negociado a Tigres de Aragua, Manuel Rondón no respondió a las expectativas y los importados Manny Correa (1-2 y 9.82) y Luis Ramos (0-3 y 4.71) estuvieron lejos de lo esperado por la gerencia insular, al momento de contratarlos.

Y es que el bullpen no tuvo la capacidad de compensar el bajo rendimiento de los abridores. Influyó el mal desempeño de los importados Correa y Ramos, cuando ejercieron el rol de relevistas.

Al igual que el de Ysla, el de David Ramos (9.53), quien llegó procedente de Aragua, Alfred Gutiérrez (9.53), Luis Bastardo (8.36), Mauricio Robles (7.27) y Carlos Terán (6.16).

Las únicas notas positivas del departamento la ponen los zurdos situacionales Jesús Yépez (3-0 y 1.00) y Abdallah Aris (2.08), así como el panameño Manny Corpas (1.93), quien de alguna manera logró lo que no pudo hacer su compatriota Severino González, generar tranquilidad en los innings finales.

Bravos estaba obligado a batear mucho, para contrarrestar lo hecho por los lanzadores y no lo pudo conseguir. Es el último de la LVBP en lo que a promedio se refiere y es el equipo con menos hits, carreras anotadas y carreras impulsadas.

No hubo quien acompañara o complementara la producción de Frank Díaz y la del cubano Julio González. El desempeño de Daniel Mayora (.225 y 7 empujadas) nada tuvo que ver con lo que ha hecho toda su carrera, el rendimiento de Carlos García (.184) no fue el esperado, el panameño Adolfo Reina se perdió dos semanas por una lesión y el cubano Osniel Madera bateó .239, antes de ser cesanteado.

Vea también: Navegantes come hallacas de león

Sin duda el equipo vio con nostalgia, desde la acera de enfrente, a Cade Gotta y a Olmo Rosario, quienes a pesar de tener un pasado exitoso en Margarita están uniformados con Magallanes y Zulia, respectivamente.

Bravos no pudo registrar una semana con récord positivo hasta la penúltima del calendario (la séptima), lapso en el cual logró tres victorias consecutivas, la racha más larga de la temporada en lo que a triunfos se refiere. 

Bajo la conducción de Alex Núñez, el equipo consiguió seis victorias en los primeros 12 juegos y se mantenía entre los mejores, pero a partir de la tercera semana comenzó a bajar el rendimiento del club y las derrotas llegaron de manera seguida, al punto de terminar con marca de 9-15 la cuarta semana del campeonato.