A través de la música se genera un lazo afectivo que hace que sean buenos ciudadanos.

Alex Urbina

director del Ensamble de Metales infantil y pre-infantil del Táchira.

La música cambia a los niños, la música es mágica.

Kelin Mendoza

directora del núcleo Pueblo Nuevo del Sistema Nacional de Orquesta y Coros Juveniles e Infantiles del Táchira

La dedicación de los profesores ha sido más del 100% para lograr lo que han logrado con los niños.

Saúl Solórzano

Representante

Al tocar música no sólo te diviertes, sino también puedes desarrollar agilidad.

Santiago Niño

miembro de la Orquesta pre infantil

La música me da energía.

Jesús Manuel

Miembro de la Orquesta pre infantil

La música puede hacer feliz a la gente.

Gabriela Ontiveros

Miembro de la Orquesta pre infantil

Sigue adelante que todo lo vas a lograr si tú te lo propones.

María José Solórzano

Miembro de la Orquesta pre infantil

Repertorio navideño demostró magia y talento de músicos infantiles 

Astrid Anselmi / La Prensa del Táchira.- El teatro Luis Gilberto Mendoza, de la Unidad Vecinal, fue el escenario propicio para demostrar que el talento musical del estado Táchira está a flor de piel. Con un mágico repertorio, los niños del Programa Sinfónico del Sistema Nacional de Orquesta y Coros Juveniles e Infantiles del estado ofrecieron un concierto navideño para el disfrute de la familia tachirense. 

Bajo la dirección general de Kelin Mendoza y Alex Urbina, la Orquesta y el Ensamble de Metales Pre Infantil del núcleo Pueblo Nuevo, presentaron una acogedora compilación de piezas musicales que transmitieron la alegría y la magia propicia de la época decembrina. 

Los sonidos y ritmos que engalanaron el teatro fueron una muestra del esfuerzo y aprendizaje de 50 niños que durante el año se dedicaron a la formación y destreza de sus instrumentos. 

Alex Urbina, director del Ensamble de Metales infantil y pre-infantil del estado, ensamble que fue fundado en el año 1995 y del que formó parte el ahora instructor, expresó sentir satisfacción del talento de los 20 niños que dirige en la ejecución de la trompeta, el corno, el trombón y la tuba ya que "a través de la música se genera un lazo afectivo que hace que sean buenos ciudadanos". 

Por su parte, Kelin Mendoza, directora del núcleo Pueblo Nuevo del Sistema Nacional de Orquesta y coros juveniles e infantiles del Táchira (ubicado en la U.E. Ana Dolores Fernández) resaltó la importancia de la formación musical en los más pequeños porque "la música cambia a los niños, la música es mágica". 

Disciplina, paciencia y dedicación en el Programa Sinfónico

Para Saúl Solórzano, representante de la orquesta desde hace tres años, la música es un arte que transmite valores y beneficios, destacando la concentración, la disciplina y el compañerismo que adquieren los niños. 

Además, aprovechó la oportunidad para enaltecer la dedicación y paciencia de los 18 formadores académicos que día a día instruyen a los más pequeños, razón por la que destacó la importancia del apoyo de los padres y representantes para que la institución continúe su legado.