Dejan botados los equipos, muchas veces no tienen con qué cancelar la reparación o se van del país

Edith Martín

Vendedora Tecnirama

Por la situación que tenemos en el país hoy día, llega buen trabajo

José de Dios Noriega

Propietario Taller de Electrodomésticos Noriega

Se consiguen más repuestos nacionales

Deisy Barriento

Propietaria local reparaciones

Dejan los equipos porque a veces no tienen plata o no se consiguen repuestos

Oswaldo Morales

Propietario taller de reparaciones

Reparación de electrodomésticos deja huecos en el bolsillo 

Manuela Reyes Gómez | La Prensa del Táchira.- Quienes se dedican a la reparación de electrodomésticos se mantienen a flote en medio de una situación económica que impide a los ciudadanos comprar o mandar a reparar sus equipos.  

Los costos de las reparaciones de televisores y microondas pueden partir de los 350.000 bolívares, mientras que las reparaciones de equipos de sonido pueden iniciar en 800.000 bolívares, todo de acuerdo al repuesto que se requiera. 

Vea también: DÓLARES POR MILES CUESTA EQUIPAR UNA CASA

Trabajo a medias 

Edith Martín, de Tecnirama en el centro de San Cristóbal, asegura que el trabajo "ha disminuido bastante". Señala que "es muy poca la entrada de equipos", y aquellos que más ingresan son "equipos de sonido y televisores". 

Deisy Barriento, encargada de un local de reparaciones, también comentó que "se ha acabado mucho el trabajo. Ya casi la gente no manda a reparar". 

Con 16 años de experiencia en el área, asegura que existe un contraste del 100% entre lo que era el trabajo, y lo que es ahora. "Ahorita está prácticamente muerto". 

Sin embargo, no todos tienen su negocio a medias, José de Dios Noriega, propietario del Taller de Electrodomésticos Noriega, a diferencia de sus colegas, afirma que "por la situación que tenemos en el país hoy día, llega buen trabajo". 

Incluso agrega que este año ha sido mejor que el año pasado, al cual calificó como "muy flojo" ya que "había poca llegada de reparaciones". 

Repuestos colombianos 

En atención a la reparación de los diversos electrodomésticos, la mayoría de los locales encuestados comentaron que utilizan repuestos traídos desde Colombia. 

José Noriega, indica que "lo que se trae para las cocinas se trae de Colombia". Igualmente, Oswaldo Morales, dueño de otro establecimiento de reparaciones en las adyacencias del Liceo Simón Bolívar, explica que los repuestos "los traen de Colombia", pues los repuestos nacionales "casi no se consiguen". 

No obstante, en el taller de reparaciones de Deisy Barriento, se trabaja en su mayoría con repuestos nacionales. "Aquí se consiguen termostatos, pulsadores, fusibles, magnetrones y capacitadores", señala. 

Por otro lado, Edith Martín, cuyo local es agente autorizado de Sony y Samsung, informa que no se están cubriendo garantías "porque ni Sony ni Samsung tienen repuestos". 

Dejan los equipos botados 

Durante el recorrido por diversos talleres de reparaciones, se pudo evidenciar que estos espacios se han convertido en máquinas de tiempo, pues allí se pueden encontrar equipos antiguos, así como más modernos. 

La mayoría de los entrevistados coincidieron en que el fenómeno se debía a la falta de capacidad de pago y a la migración

José Noriega indica que cuando el cliente "se olvida" del equipo, estos "se desarman y se venden los repuestos". Mientras que, Oswaldo Morales afirma que "se entregan y si no, se compran a un precio económico para desarmarlos".