Gerdua Pérez

La tradición no se pierde, se mueve mucho la moneda colombiana y la gente puede comprar

Nelson Vivas

Recibir pesos nos ayuda a vender la carne y así no se pierde la tradición

Jhovanny Florez

Recibimos efectivo y pesos colombianos, lo cobramos considerando la tasa de cambio del día

Elsa Sánchez

La carne está más barata y fresca fuera de San Cristóbal

Peso colombiano "salva" compra del cerdo para las hallacas

Ingmary Rodríguez / La Prensa del Táchira.- La circulación de la moneda colombiana en la ciudad de San Cristóbal, ha permitido comprar los ingredientes de los platos navideños, volviéndose una tabla de salvación en las carnicerías y mercados populares.

En los establecimientos comerciales que aceptan el peso como forma de pago, permite que muchos consumidores puedan adquirir la carne de cerdo que son ingredientes fundamentales para la hallaca y por supuesto el pernil al horno.

"La tradición no se pierde, se mueve mucho la moneda colombiana y la gente puede comprar", expresó Gerdua Pérez, comerciante de la chirrarronera. 

Leáse también: COMPRA DE PESCADO ES MÁS ACCESIBLE PARA LOS TACHIRENSES 

Afirma, que en estos locales, el precio de la carne de cochino se mantiene ante la temporada decembrina, variando entre los 60 mil bolívares a 150 mil, de acuerdo al corte de carne.

En la tradicional chicharronera los precios encontrados son los siguientes:

Pulpa Bs. 150 mil; tocino 60 mil bs; pernil 150, los comerciantes de la zona aseguran que la disponibilidad de divisas extrajeras por parte de los consumidores beneficia a que las ventas no disminuyan.

Asegura que los embutidos son los rubros que mayor venta genera, "los chorizos de jamón por kilogramo vale 240 mil bs."

En el recorrido en la vialidad que conduce a San Cristóbal desde la chicharronera, se encuentra una carnicería que dispone de la venta de carne de porcino, el propietario al ser consultado manifestó que los precios se conservan, pese a que en los mataderos la carne de cerdo es adquirida en moneda extranjera.

"La carne de cerdo debe ser vendida fresca y con las medidas de higiene establecidas para el consumo humano, las piezas usadas para la elaboración de las hallacas, no han variado, lo importante es que no se pierda la tradición", aseguró Nelson Vivas.

En este punto de venta los precios son los siguientes: Pulpa Bs. 120 mil bs; tocino 50 mil bs; pernil 140 mil.

Algunas de las personas que se encontraban comprando el rubro manifestaron que en este sector de la ciudad el kilogramo de cerdo está más económico, "Vengo del centro de San Cristóbal, aquí la carne está más barata y fresca, he vendido recorriendo varios locales", expresó Elsa Sánchez.

Los puestos de venta informales, podrían ser más módico el valor del cerdo, en el sector El Mirador, la pulpa de carne de cochino tiene un valor de 100mil bs, pernil 75-80mil bs.

"Nosotros vendemos más barato porque es animal es de granja, además no tenemos punto de venta y solo recibimos efectivo y pesos colombianos, lo cobramos considerando la tasa de cambio del día", explicó Jhovanny Flores, comerciante.

Sostienen  que gracias a la circulación de los pesos logra vender la carne, de lo contrario la perdida en las ventas seria considerable.

En el mercado popular Dimo, los precios se mantienen al margen de los locales comerciales, es decir, Pulpa Bs. 120-150 mil; tocino 50 mil bs; pernil 120 mil.

Jorge Estupiñal, comerciante informal del lugar, asegura que la venta es regular en el mercado, pero a su juicio si se está vendiendo la carne para las hallacas, y en su mayoría los pagos son realizados en pesos colombianos.

Ventas han mermado 

Pese a que los tachirenses desean mantener la tradición para Navidad y Fin de Año, los usuarios aseguran que anteriormente compraban más kilogramos del rubro para elaborar los alimentos de la cena, "antes compraba 8 kg de cerdo, actualmente estoy comprando 4", dijo Elsa Sánchez.

Por su parte Franklin Suárez, expresó que compraba la carne de cochino para elaborar más de 300 hallacas, actualmente adquiere menos.

 Ante esto los comerciantes consideran que las ventas se han mantenido, pero siguen siendo bajas compraras a las realizadas en años anteriores, así lo aseguró Nelson Vivas.