Morelia y Aristegol a un paso de la final en la MX

La Prensa del Táchira | Agencia.- El Morelia acudirá este domingo en el estadio Azteca con todo a favor para firmar su pase a las semifinales del torneo Apertura 2019 del fútbol mexicano.

Morelia se impuso por 2-0 al favorito América, máximo ganador de títulos de liga con 13, y ahora tiene el aire en la espalda para buscar su pase a la final.

Su rival está obligado a vencer por el mismo marcador para acceder a la final por mejor posición en la tabla, o por tres goles de diferencia, si Morelia anota.

En los "Monarcas" como se le conoce al equipo amarillo y franjas rojas destaca el venezolano Fernando Aristeguieta y el peruano Edison Flores. Aristeguieta anotó el primer gol en el partido de ida.

Será un duelo rodeado de expectativas porque si bien las Águilas de Herrera son favoritas como locales, su oponente llega motivado luego de la victoria en el duelo de ida y preparado para castigar si, en su afán de atacar, los azulcremas dejan espacios atrás.

En el duelo de ida América dio libertades en la zaga cuando se fue a la ofensiva y en una de ellas recibió un gol; ahora el equipo del entrenador Miguel Herrera deberá ser paciente y buscar goles, siempre y cuando eso no deje vulnerable la defensa.

América se clasificó en el sexto lugar y en cuartos de finales eliminó al campeón Tigres UANL. Luego de una derrota de 1-2 en el Azteca, dio un golpe de autoridad y venció por 2-4 a unos "felinos" displicentes.

Vea también: América y Junior disputan el título en Colombia

Sin embargo cuando el equipo parecía tener todo para seguir adelante, el humilde Morelia les dio una lección de buen fútbol y los superó sin permitir goles de visitante, un aspecto que se tomará en cuenta en caso de que la serie quede empatada.

América sufrirá la baja del defensa Jorge Sánchez, suspendido un partido, y está por ver si Herrera puede disponer del volante ecuatoriano Renato Ibarra y del delantero chileno Nicolás Castillo, en recuperación de lesiones.

Morelia ha venido de menos a más. Después de un mal inicio de temporada contrató al entrenador argentino Pablo Guede, quien levantó al cuadro y sin ruido lo metió en el séptimo lugar.