A punta de segueta se fugaron venezolanos 

Agencias.- Dos venezolanos de alta peligrosidad se fugaron durante la madrugada de este lunes, tras violentar la celda en la que se encontraban en la sede de la Policía Nacional de Colombia, en Villa del Rosario, Cúcuta. 

Se trata de Pedro Miguel Orta Laya, quien fue capturado el pasado 11 de noviembre en La Parada portando una pistola con silenciador, luego de presuntamente asesinar a Marco Román Rodríguez Jiménez.

Vea también: DETIENEN A UN HOMBRE CON 84 PANELAS DE PRESUNTA MARIHUANA

El otro hombre que logró evadir a la justicia es Maikel Castro Cabello, también venezolano, quien fue detenido portando una granada cuando, extorsionaba a un comerciante de La Parada. 

"En un descuido del centinela del primer turno (medianoche del domingo al lunes 7a.m.) con una segueta rompieron una reja del techo y se salieron", contó una fuente judicial. 

Las autoridades creen que en una de las visitas a los capturados habrían ingresado dicha sierra metálica, utilizada en la fuga.

"La Policía está tras lograr la recaptura de estos delincuentes. Se solicitó a Interpol la expedición de la notificación naranja para estos sujetos y así puedan ser ubicados porque pueden estar en Venezuela", dijo la fuente judicial.

El coronel José Luis Palomino López, comandante de la Policía de Cúcuta, aseguró que las instalaciones policiales se están llenando cada vez más de presos.

"En las estaciones no están dadas las condiciones para la detención de estos sujetos. Insistimos al Inpec para que nos reciban los detenidos, tenemos 305 en los calabazos donde hay condenados y con domiciliaria", dijo el coronel.

Según se conoció, la media noche del domingo, en la estación de Villa del Rosario había 25 presos, donde solo hay espacio para 4 o 5 personas.

Otras Noticias
Frontera

Colombia tiene nuevo récord de contagios

| comentarios

Frontera

Venezolanos en frontera se devuelven a Colombia

| comentarios