Tengo años viniendo para acá y me atienden bien

Alfredo Márquez

Usuario del Ambulatorio

Aquí me ve el especialista y no tengo que pagar nada

Laura Guerrero

Usuaria del Ambulatorio

Para mi la atención es buena

Lorena Guerrero

Usuaria del Ambulatorio

"Con mística de trabajo" opera ambulatorio de Barrio Sucre   

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Con una realidad similar a la de los otros ambulatorios de la zona metropolitana, el ambulatorio urbano tipo II de Barrio Sucre, funciona con insumos insuficientes y un personal médico y enfermero motivado únicamente por su gran "mística de trabajo".

Aunque reciben mil 200 pacientes mensuales, aseguran que pudieran recibir más y dar una mejor atención si tan solo se lograra dotar correctamente el centro de salud. 

Carlos Ramírez, médico del ambulatorio de Barrio Sucre explicó que ofrecen una diversidad de consultas como ginecología, cardiología, pediatría, medicina general, odontología, hipertensiología y nefrología. 

Vea también: CON "POQUITICO" MARCHA AMBULATORIO DE LA CONCORDIA 

Dijo que cada una de estas consultas permanece abierta por la gran vocación de servicio de cada médico y enfermera. "No tenemos insumos suficientes y tenemos los sueldos más bajos de la historia".

Indolencia de los usuarios 

Pero aunado a ello, comentó Ramírez, el ambulatorio sufre la indolencia de algunos usuarios, que sustraen los equipos e incluso dañan las instalaciones. 

"Hace falta que los usuarios le tengan más cariño al ambulatorio, hay un gran número que no cuida las instalaciones. Y como no tenemos vigilante, llegan los amigos de lo ajeno y se roban las cosas", agregó. 

Destacó que también tienen el servicio de vacunación, aunque la cobertura siempre es baja. "Las autoridades pueden decir que hay una baja cobertura, pero lo cierto es que la gente prefiere ir a Cúcuta a vacunar a sus niños, allá le colocan todo el esquema gratis".

Ramírez espera que la situación en los ambulatorios pueda mejorar y se le pueda reconocer el trabajo a quienes allí laboran. 

"Muchos caminan largas horas para llegar a trabajar, desgastan sus zapatos y el sueldo no les alcanza ni siquiera para eso y nadie reconoce su sacrificio", añadió. 

Una buena opción gratuita 

Al consultar a los usuarios del lugar, todos destacaron la atención que les brindan. Alfredo Márquez, quien es diabético dijo que tiene años viniendo al ambulatorio y la atención recibida es buena. 

"Me atiende el especialista y a veces me dan el tratamiento para el azúcar, la atención es buena no me puedo quejar", agregó. 

Laura Guerrero, quien viene a consulta de hipertensiología aseguró que la atención que recibe del personal es la mejor. 

"Son muy amables, además me ve el especialista. Yo no tengo dinero para costear una consulta en un privado y aquí me dan la atención gratuita que para mí es muy buena", añadió. 

También Lorena Guerrero, quien viene a la consulta de cardiología, dijo que no tenía queja sobre la atención. "Es muy buena siempre me atienden muy bien".