Realmente es deprimente saber que los aguinaldos se volvieron sal y agua, producto de la devaluación del bolívar

William Bonilla

Jubilado de Corposalud

Ya uno no está para estrenar y menos cuando sabemos que hay que asegurar algo de comer

Ciro Mora

Trabajador de la Gobernación

El trabajador público, no tiene ni como cubrir sus prioridades de fin de año. El país está quebrado y ni para los regalos de los niños tendrán

Domingo Sandoval

Diputado Copei, Consejo Legislativo Regional

Antes esperaba ese dinero de fin de año para arreglar la casa y que nada faltara en las fiestas navideñas y ahora sólo para algo de comida

Mario Viviesta

Docente

En comida gastan tachirenses sus aguinaldos

Augusto Medina | La Prensa del Táchira.- Sólo en algo de comida, gasta el 85 por ciento de los tachirenses, sus aguinaldos. Algunos afirman que compraron un cartón y medio de huevos. Otros, los más osados, afirman que se tomaron un café, adquirieron un kilo de arroz, un paquete de harina, verduras y prendas de vestir. 

Esos beneficios adicionales que caen cada fin de año, que en otrora alcanzaban para los estrenos, gastos adicionales, para uno que otro "gustico" y hasta para tirar la "casa por la ventana" con lo de las hallacas; hoy, según Irma Colmenares, son sólo quimeras.

"Vivimos del recuerdo: cuando salíamos y comprábamos una nevera, cambiábamos la cocina, un microondas o simplemente, buscábamos muebles nuevos y te quedaba para la pinta decembrina de todos en la casa", dijo la dama al pedir que no la fotografiaran.

Juan Esteban Sierra, afirma que hay una realidad latente, con una situación país que golpea a todos, "porque con 150 mil bolívares de sueldo, nunca podrás tener unas utilidades dignas, como antes cuando nuestra moneda tenía peso al ir de compra".

A juicio de Sierra, hoy se consigue de todo, "muchos productos, pero con precios elevados inalcanzables para cualquier venezolano promedio, porque te los ofrecen en pesos, dólares y hasta en euros, con un sueldo que escasamente llega a los cinco dólares".

"Me preguntas en qué voy a gastar mis aguinaldos y te puedo decir que compré algo de comida, un losartán que estoy tomando y para diciembre, cero estreno, ni hallacas porque te aseguro que no me dieron 500 mil bolívares", confesó apesadumbrado.

"Son un sueño"

Luis Márquez, aseguró que las utilidades este año, escasamente le alcanzaron para comprarle a su hija, "unos zapaticos, una blusita y listo, el resto en algo de comida; uno quisiera que fuera como antes que comprábamos la pintura para la casa y otras cosas que hoy son un sueño".

"Yo creo que en esa situación están un 85% de los trabajadores en el país. Los aguinaldos, sólo alcanzan para algo de alimento, porque la moneda está devaluada en su máxima expresión y recibes algo de dinero y tienes que gastarlo inmediatamente".

Pedro Barrera, bajó su rostro y se negó a declarar alegando que le daba pena, que conocieran cuánto le dieron de utilidades, "en comidita gasté lo recibido, qué fue poquitico con relación a lo de otros años".

Andrés Ortega, aseguró que se tomó un café en la panadería, compró un kilo de arroz, un paquete de harina, algo de verdura y se fue sonriendo para su casa para no llorar. "A mi esposa le dieron una cantidad que no le alcanzó ni para una plancha y mi cuñada le alcanzó para almorzar con su hijo?se dio ese gustico". 

Ni a los diputados les alcanza

El diputado por Copei en el Consejo Legislativo regional, Domingo Sandoval, cruzaba la plaza Sucre para ingresar al parlamento, se le consultó en qué iba a gastar sus aguinaldos y en comienzo dudó, pero accedió, afirmando que ni para un cartón y medio de huevo le alcanza al trabajador común este beneficio.

El parlamentario dijo que no habrá para comprar un estreno, ni un pote de pintura para la casa. Confesó que ya gastó sus utilidades en "un pequeño mercadito de diez productos, todo de a medio kilo, en eso se fueron los dos meses que me dieron". 

Resignación

Mario Viviesta, aseguró que: "en lo que uno piensa es comprar comida, uno no espera otra cosa, hay que salir de esta crisis que nos agobia a los venezolanos esas utilidades de ahora no rinden y pobre del que se enferme, que nos agarren confesado porque sólo queda tener resignación".

Aunque estuvo sonriendo dando su opinión, dijo que en el fondo entendía que la situación económica es delicada.

Cartón y medio de huevo

Ciro Mora, dijo que hasta la fecha no ha cobrado sus utilidades porque la gobernación no ha depositado, pero sabe que no le alcanzará para los gastos cotidianos como las hallacas y necesidades de los hijos y otras prioridades del hogar.

"Lo poco que me den, será para una ropita de mi hija?", destacó Mora al momento que recibía el jaque mate al descuidar el juego de ajedrez en la plaza.

William Bonilla, aseguró que gastó lo que le dieron como jubilado de Corposalud, en un cartón y medio de huevos.

"Tiene uno que salir a trabajar como particular porque de lo contrario la familia pasa necesidades más graves y hoy en día no podemos decir que vamos a gastar porque ya lo hemos hecho y nunca en lo que uno quisiera sino en un pequeño mercado", repuso Bonilla, coincidiendo con los tachirenses consultados al azar.

Otras Noticias
Locales

Basural "adorna" la Plaza Rafael Urdaneta

| comentarios

Locales

"Cauchera móvil" un negocio rápido y productivo

| comentarios