Necesitamos más ángeles para nuestros pacientes psiquiátricos

Lorena Novoa

Presidenta de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, capítulo Táchira

Carencias dificultan recuperación del paciente psiquiátrico

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Atender un paciente psiquiátrico en la región no es nada sencillo. Entre la escasez de psicotrópicos en el sector público, el alto costo en el mercado, el éxodo de especialistas la falta de espacios para hospitalizarlos, hace que su recuperación sea muy difícil. 

Lorena Novoa, presidenta de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, capítulo Táchira, explicó que el éxodo de profesionales afecta al paciente psiquiátrico, porque no se trata de que los psiquiatras se van del país, sino que los que se quedan, se van del sector público.

Incluso, la única unidad de hospitalización psiquiátrica pública que se mantiene abierta disminuye el cupo constantemente. La Unidad de Pacientes Agudos del HC tenía muchas bondades, pero ya no es así. 

"Aunque persiste el postgrado de Psiquiatría en el estado, hay muy pocos residentes y ninguno de ellos se quedará a ejercer en el país cuando termine su especialidad", dijo. 

Vea también: PACIENTES PSIQUIÁTRICOS DEL HC CARECEN DE TODO

Para Novoa esto provocará que sigan escaseando los psiquiatras, que los pacientes tengan sus citas cada vez más distantes, lo que quiere decir, que no se hará el seguimiento regular al paciente. 

Ahora, si un paciente llega en condiciones críticas a una consulta se envía a la emergencia del HC donde se encontrará con otros pacientes con patologías diversas, y eso va a alterar más. "Pero que podemos hacer, hay que atender al paciente".  

El tratamiento como obstáculo

Otro obstáculo que tienen los psiquiatras en el estado, es el acceso al tratamiento. 

"El paciente que pueda venir a una consulta privada, es posible que pueda acceder al tratamiento, pero quienes van al hospital se les dificulta el acceso porque si consiguen el psicofármaco, tiene un precio elevadísimo", dijo. 

Para la especialista hoy día, se opta por otorgarle al paciente un acompañamiento, porque cuando se necesita tratamiento la situación se complica. 

"El paciente en ocasiones no se recupera, por el contrario, se va deteriorando, porque cualquier paciente que no recibe su tratamiento, empeora", dijo. 

Insistió en que "gracias a Dios" el hospital está recibiendo donaciones para estos pacientes, "necesitamos más ángeles para nuestros pacientes psiquiátricos".

Para Novoa hay cierta impotencia en los psiquiatras, "porque cada vez somos menos, tenemos más trabajo y los pacientes no están progresando".

   

Otras Noticias
Locales

La cocina, negocio familiar lleno de sabor

| comentarios