SE DESATÓ EL CAMBIO POLÍTICO

Lo que está pasando en el país político, es digno de un conjunto de comentarios de esa naturaleza, porque en las calles de Venezuela, escenario de la competencia electoral en curso, los ciudadanos vienen exteriorizando con entusiasmo y firmeza, su decisión de relevar electoralmente en el mando presidencial de la república a su actual titular, quien de paso no terminó de entender lo "inviable" que es su ilegitima aspiración reeleccionista, tanto a lo interno como a lo externo del país, lo que se ha visto reflejado en sus débiles reuniones públicas, en las cuales, gracias a los manejos que se le dan a los equipos de audiovisuales, se pretende confundir al electorado, haciéndolas aparecer como actos políticos multitudinarios, sin poder evitar de otra parte, que la misma ciudadanía promotora del cambio político, haga registros en imágenes de la verdadera realidad de los mismos, lo cuales gozan de la credibilidad necesaria. 

Presenciamos en estos días, como los ciudadanos tienden su poderosa mano colectiva, a las personas que en estos momentos gozan de la mayor confianza y aceptación popular, esto es, la Ingeniero María Corina Machado, líder de la sociedad democrática del país, y el Dr. Edmundo González Urrutia, candidato presidencial de esa misma sociedad. Este último admitido por el CNE, sin mayores observaciones o reparos, por tanto, resulta inaceptable que, voceros del Estado-partido, lo acusen de traidor a la patria o a sus adherentes, de lo mismo, cuando a los oficialistas el escenario electoral, les resulta adecuado para exponer las razones de peso, por las cuales quieren seguir en el poder; aun cuando el desespero de no tener credibilidad y rechazo entre el electorado, los lleva a mostrarse agresivos y dedicados únicamente a sabotear la campaña electoral de Machado y González.      

Asi mismo, la acción política llevada a cabo por los ciudadanos, responde, por tanto, al deseo de originar nuevos y mejores cambios para ellos, sus familias, la sociedad y la Nación en general, especialmente por palpitar en todos ellos, el propósito de facilitar, el funcionamiento y estabilidad de un moderno sistema político, en donde las instituciones, estén verdaderamente al servicio de los ciudadanos, cumplan con su deber de tratar al ciudadano con respeto y deferencia; que sean la educación y el trabajo los verdaderos motores que impulsen la paz, el bienestar y la prosperidad de todos los venezolanos, obligaciones constitucionales que no han sido cumplidas, ni lo serán, por este Gobierno, que no tiene como defender su gestión de estos seis (6) años, lo cual se nota fácilmente de las intervenciones públicas del candidato reeleccionista, en donde se dedica a tratar de crear nuevas esperanzas, para los ciudadanos de este país, sin aludir para nada a los resultados de su gestión a través de indicadores y debidamente comprobados por las comunidades.

Se desató el cambio político sí, una de esas señales, es el comportamiento decente de sus portavoces, con satisfacción vemos como importantes actores políticos de toda la oposición democrática usan un lenguaje mesurado y de respeto; no así, el candidato a la tercera reelección, que degrada la controversia electoral, con expresiones vulgares, como gallos patarucos o cobardes, sin contar otras más, para referirse a sus oponentes, sin separarse siquiera de la primera magistratura nacional, con lo que demuestra que aunque le gusta mucho ese cargo, no lo respeta, ni valora, también le gusta que le digan Jefe de Estado, pero en realidad, con ese lenguaje hostil y confrontacional, no representa a la mayoría del pueblo venezolano, que ve hasta ahora con disgusto e impotencia, como una persona que es presidente de la república, no se parece en nada a su cultura, costumbres y carácter de la mayoría de su gente, que no aprueba esos permanentes irrespetos y amenazas.    

Se desató el cambio político, lo dice la gente en la calle que, de manera sonora, piden libertad, libertad, sin miedo y con resolución, cansados de la intromisión del Estado en sus vidas, cansados de la miseria que éste promueve y de la impunidad que muestra frente a lo delitos contra el erario público, conducta reprochable que los multiplica, pues en otros niveles de la organización social, también se consuman con la certeza de que no serán judicializados, caso común en ese sentido, son las grabaciones que se hacen a algunos funcionarios de organismos de seguridad ciudadana, cuando cobran sus coimas o abusan de sus funciones, sin que el ciudadano de a pie, tenga a su disposición la inerte Defensoría del Pueblo, que como creación constitucional de 1999, ha sido todo un fracaso, ese órgano no ha dado una sola contienda notoria, frente a los recurrentes excesos gubernativos, lo cual ha sido evaluado por la gente, de manera tajante. 

La gente está en la calle de manera intensa y pacífica, está en su escenario natural; la crisis humanitaria del país, no solo los preocupa, sino que también los ocupa; esa lucha como bien lo ha dicho la Ingeniero Machado Prisca, tiene un contenido espiritual y hasta afectivo, pues muchas personas están en esta lucha, para que regresen del extranjero sus seres queridos o para que no se vayan en el supuesto negado de que el candidato a la tercera reelección, se mantenga en la Presidencia de la República; esa mayoría ciudadana en plena lucha por la libertad, son gladiadores o todo terreno, frente a las obstrucciones que el gobierno les hace de manera antidemocrática; las ha ido sorteando con unión y desprendimiento, como ocurrió en Villa Rosa, estado Nueva Esparta, en donde la gente unida y clara en lo que se quiere, corrió un volteo que había sido atravesado, para sabotear o impedir la llegada a esa población de la dirigencia que desató ya, el cambio político. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

El Conticinio

| comentarios

Opinion

ES IMPORTANTE SABER POR QUIÉN SE VOTA

| comentarios

Opinion

RICARDO MÉNDEZ MORENO: EL GOBERNADOR

| comentarios