Este test no es nuevo sí lo es su comercialización en el país- desde ahora estar disponible para que pueda adquirirlo el público en general como ocurre en muchos otros lugares del mundo

Crédito: Cortesía

Este test no es nuevo, sí lo es su comercialización en el país: desde ahora estará disponible para que pueda adquirirlo el público en general, como ocurre en muchos otros lugares del mundo

Autotest de venta libre para diagnosticar VIH llega a Argentina

Agencias | La Prensa del Táchira.- Cada año, hay 5.000 nuevos casos de VIH en Argentina. Ahora, está disponible una herramienta para ampliar las posibilidades de que más personas lleguen a ese diagnóstico: el primer autotest de VIH.

Este test no es nuevo, sí lo es su comercialización en el país: desde ahora estará disponible para que pueda adquirirlo el público en general, como ocurre en muchos otros lugares del mundo.

"Hoy, en VIH, hablamos de estrategias de prevención combinada, es decir, de múltiples alternativas para evitar la transmisión. Esta era la que faltaba", afirma Miguel Pedrola director científico para Latinoamérica y el Caribe de AHF, una organización global especializada en VIH y sida.

El especialista aclara que no va a suplir a otros recursos, como los testeos ni por supuesto el uso de preservativo, pero sí que es una alternativa importante para "aquellas personas que no quieren realizarse el test por las vías que actualmente existen".

Y es que, remarca Pedrola, con el VIH "avanzamos muchísimo desde lo médico, pero no cambiamos el estigma y la discriminación. A lo mejor lo edulcoramos un poco y no somos tan brutos como hace 30 años, pero seguimos teniendo mucho estigma".

Este nuevo test permite, justamente, tener un primer diagnóstico en la intimidad. Pero, como en cualquier autotest –ya sea de embarazo o de Covid-- en el caso de dar positivo la primera indicación es consultar con el médico.

Cómo es el autotest de VIH

El tipo de tecnología del autotest es la misma que se utiliza en los testeos que se hacen en el sistema de salud, pero facilitan que cualquier persona tenga acceso a ellos. Son dos los tests que están disponibles ahora.

Uno es el Panbio HIV Self Test, que utiliza un método de análisis de sangre rápido mediante una punción en el dedo para detectar anticuerpos contra el VIH-1 y VIH-2, los dos tipos del virus que pueden provocar el sida. Los resultados se obtienen entre 15 y 20 minutos. Y reconoce a los pacientes como positivos de 1 a 14 días antes que las pruebas de segunda generación. Este test tiene un costo de $ 17.000. El otro test, el CheckNOW HIV Self Test, es igual pero será distribuido sólo a través de ONG's.

Ambas pruebas, del laboratorio Abbott, fueron diseñadas para ser realizadas de forma manual por usuarios no profesionales, con una sensibilidad del 95,1% que llega al 100% en los usuarios entrenados. En el caso de Panbio, el kit contiene las instrucciones de uso, un casete del dispositivo, solución tampón, lanceta de seguridad y otros artículos necesarios para usar y desechar la prueba de manera segura.

¿Cómo se hace el test? Se recolecta una muestra de sangre por punción en el dedo y se transfiere con un gotero de muestra al pozo del casete donde se mezcla con una gota de solución tampón.

El test se compra online en la plataforma www.mitest.com.ar para que llegue a domicilio en un packaging "diseñado de manera que no revele información sobre el producto en su exterior" o también se puede retirar personalmente. En la página web sugieren repetirlo a las seis semanas si hubo "algún comportamiento de riesgo o si persiste la sospecha de infección por VIH" y ofrecen la opción, independientemente del resultado, de sumar una consulta profesional con un infectólogo o un psicólogo por $ 15.000.

Respecto del test que distribuirán ONG's, Pedrola explica que puede ser útil en situaciones puntuales: "Si tengo un paciente al que le hago un diagnóstico de VIH y me dice que tiene dos parejas y que no van a ir a testearse, le puedo dar el autotest para que se los lleve. O puede servir también para personas que vivan muy lejos de los lugares de testeo".

El especialista explica que en Estados Unidos estos autotest están disponibles desde hace una década (hastas en los supermercados), y que también hace varios años se venden en países de la región como Brasil o Chile, donde incluso se dispensan en máquinas expendedoras.

"Siempre se plantea cómo asegurar que quien se hace un autotest termine en el sistema de salud. Pero la discusión real es que si de 10 personas que no se van a hacer el test les doy la oportunidad de hacerlo, y suponiendo en el peor de los casos que el 50% no van a ir al sistema de salud, el otro 50% que nunca hubiera ido va a ir", remarca sobre el valor que tienen estas pruebas en las estrategias contra el VIH.

En Argentina, según datos del Ministerio de Salud, el 87% de las personas que viven con VIH lo saben. Este test puede informárselo al 13% restante.

Fuente Informativa: Diario Clarín

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias