La competencia es buena para el sector y tener los precios fijos ms pero el rendimiento y la calidad de los productos son realmente los que permiten el crecimiento del comercio

Crédito: Marlyn Pernia

"La competencia es buena para el sector, y tener los precios fijos más, pero el rendimiento y la calidad de los productos son realmente los que permiten el crecimiento del comercio"

Ventas de comida se adaptan a las fallas de servicios públicos

Marlyn Pernia | LA PRENSA DEL TÁCHRA.- Según los comerciantes gastronómicos en la ciudad de San Cristóbal, las ventas han registrado un crecimiento, lo que ha impulsado el aumento de los ingresos en el sector, pero se encuentran perjudicados por las fallas de servicios públicos. Mientras tanto buscan alternativas para adaptarse a la situación.

Los comerciantes consultados afirman que las ventas de los productos de comida se encuentra normal; sin embargo están presentando retrasos a la hora de mantener calientes los alimentos, o refrigerada la comida y bebidas.

El comerciante Justin Anzola resalta que las ventas en el sector son normales, pero  que lo verdaderamente preocupante es la falla del servicio de agua y electricidad. "Buscamos métodos alternos para solventar la necesidad como reservar agua en tanques y usar planta eléctrica, para que no afecte el servicio que ofrecemos".

Precios fijos

Enfatizó que los precios fijos, es el facto que  ha ayudado para que en la ciudad se desarrolle una sana competencia. "La competencia es buena para el sector, y tener los precios fijos más, pero el rendimiento y la calidad de los productos son realmente los que permiten el crecimiento del comercio".

Por su parte Gerson Sánchez resalta que en el sector de la comida si no se paga alquiler y si no se paga empleados puede ser muy rentable, de lo contrario es un modo de supervivencia para quien ofrece un producto. "El  local y la venta es familiar, porque no cubre para pagar empleados, y alquiler, pero sí para sobrevivir y cubrir lo necesario de la semana".

Andreína Rivera, quien, aunque tienen muy poco de haber abierto las puertas de su local de comida, ve con ánimo la venta. "Durante el día se vende lo necesario, lo que se prepara, es muy poco lo que sobra y eso es bueno".

Mientras que Grisel Sosa desde un restaurante señala que las ventas están neutrales, ni son buenas ni malas; "hoy en día sí deja ganancia, para pagar a más de dos empleados para la cocina, atención al cliente y los alimentos".

Hace referencia a que la venta de comida ha dependido mucho de que se han fijado los precios de los almuerzos o cualquier otra comida. "Ahora los precios son más variados, desde 10 mil pesos encuentras un almuerzo completo, lo que hace que las personas en un día de apuros se den un gusto".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias