Pasadas las cuatro de la tarde funcionarios fueron alertados sobre la presencia de un hombre en lo ms alto de estas estructuras abandonadas

Crédito: Artemio Sequera

Pasadas las cuatro de la tarde, funcionarios fueron alertados sobre la presencia de un hombre en lo más alto de estas estructuras abandonadas.

Palabra de aliento evitó tragedia en las torres de El Sisal

Ismar Álvarez G. | La Prensa del Táchira.- "No escuches esa voz, Dios te quiere, pase lo que pase Dios no nos abandona. Tú vales mucho para tu familia, tienes mucho que vivir todavía, todo tiene solución" fueron parte de las palabras de aliento que emitió Carlos Zorrilla, un paramédico de la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) del 911, quien a través del diálogo pudo evitar una nueva tragedia en las torres de El Sisal, ubicadas al oeste de Barquisimeto. 

El domingo, pasadas las cuatro de la tarde, funcionarios fueron alertados sobre la presencia de un hombre en lo más alto de estas estructuras abandonadas. Al llegar al sitio, corroboraron la información e iniciaron el plan de rescate. 

Zorrilla fue el encargado de acercarse al hombre. Ante la mirada de decenas de ciudadanos que se encontraban en los alrededores, el paramédico subió junto a otro compañero, hasta el último piso de la primera torre para comenzar la conversación con el individuo y reiterarle el amor de Dios hacia él y el poder que tiene para solucionar los problemas sus hijos. 

"Nadie me llamó hermano, Dios me puso en el camino para que viniera a decirte que Dios te quiere, que Dios te ama, llegué cansado, corriendo, para decirte este mensaje" mencionaba. 

Pasaban los minutos y Carlos Zorrilla continuaba recalcándole el valor de la vida. "Pon tu mano en el pecho, siente tu corazón que está latiendo porque Dios te dio la vida, Dios te permite que aún respires y sin pensar otra cosa, Dios quiere que vivas mucho más, él te promete en este momento que te va a ayudar, no te asustes" decía con voz entrecortada. 

"Dios tiene un plan para ti y llegué a tiempo hermano, hay vida más allá de los problemas, todo tiene solución" insistió durante más de ocho minutos. Gracias a sus palabras, el rescate se puso concretar. En el sitio se encontraban además de la URI-911, una comisión de la Policía Municipal, la Policía Nacional Bolivariana, la Policía Estadal y funcionarios del Cuerpo de Bombero de Iribarren.

Se pudo conocer que el hombre rescatado reside en Quíbor y tiene 34 años. Tras las labores, fue trasladado al Seguro Pastor Oropeza para ser atendido por el personal médico. 

Especialistas explican que a nivel mundial se han encendido las alarmas ante los problemas de salud mental, que han llevado a que se aumenten los casos de suicidio, por lo que recomiendan sensibilizar sobre la importancia del bienestar de esta en la población. 

El psicólogo Juan Carlos Cubero hace énfasis en el acompañamiento de un experto que contribuya en el manejo correcto de las emociones de la persona y ayudar a transformar el dolor en tranquilidad. 

Por su parte, la Federación Venezolana de Psicología habilitó una línea de emergencia en la que se atiende a personas que sientan la necesidad de acudir a una terapia.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Asesina a un venezolano en Cúcuta

| comentarios