Diego Arria asegura que la comunidad internacional es la que puede desbloquear el juego político

Crédito: Cortesía

Diego Arria asegura que la comunidad internacional es la que puede desbloquear el juego político

"La comunidad internacional puede desbloquear el juego político"

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.- La decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de ratificar la inhabilitación de la candidata de oposición, María Corina Machado, no sólo ha generado que el gobierno de Estados Unidos decida revertir el alivio de sanciones al sector del oro y haya colocado un plazo hasta abril para restituir las sanciones al sector petrolero y gasífero en Venezuela. Considera que por las contundentes manifestaciones de rechazo de Latinoamérica podrían imponerse nuevas sanciones individuales a funcionarios venezolanos desde algunas naciones del hemisferio. Así lo considera Diego Arria, economista, político y expresidente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Desde su exilio en Madrid por una orden de captura que hay en su contra en la Fiscalía de Venezuela desde 2014, se ha encargado de ser uno de los primeros en denunciar al Gobierno ante La Haya, por la sistemática violación de derechos humanos en el país. Sufrió en carne propia las expropiaciones de sus dos fincas cuando era miembro de Fedenaga.

"La declaraciones del presidente de Fedecámaras diciendo que están frustrados por el clima que ha creado las sanciones que esto perjudica al país, y yo digo caramba, esto es increíble. Dice que hay que flexibilizar el tema de las sanciones que afecta sus intereses comerciales y ni una palabra de flexibilizar la tiranía de impuestos, o flexibilizar las acciones represivas a los medios de comunicación", exclamó.

¿El juego político está trancado? ¿Qué alternativas tiene María Corina Machado para defender la ruta de las elecciones democráticas?

Bueno, si uno sigue la línea que ha marcado el Gobierno con sus representantes empezando por Maduro siguiendo por los hermanos Rodríguez, su gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, Diosdado Cabello, todo indica que ya tienen tomadas una posición. El problema es que ellos tienen que enfrentarse también a una realidad financiera y económica que se les puede venir encima. Lo del juego trancado que es una figura del dominó, aquí el que lo puede destrancar en el fondo sería el propio pueblo venezolano. Pero hemos visto lo difícil que es esperar que un pueblo desarmado pueda enfrentar a una tiranía...Entonces, los únicos que pueden llamar y desbloquear el juego aquí, en gran medida, va a ser la comunidad internacional, pero siempre que los venezolanos seamos activos en nuestras manifestaciones de respaldo a esas acciones.

Usted ha dicho que Estados Unidos podría aplicar una nueva fase de sanciones contra el gobierno de Maduro, ¿Cuáles serían?

Bueno, el instrumental de sanciones que tiene la comunidad internacional y esto incluye las que aplica las Naciones Unidas, Estados Unidos, la Comunidad Europea, hay algo que se llama: sanciones inteligentes, como fueron las primeras aplicadas por el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, que fueron sanciones personales. Yo no quiero pasar revista a todas las opciones que tendría EE.UU., pero el propio vocero para Asuntos Estratégicos de la Casa Blanca lo dijo: nosotros sabemos exactamente qué hacer y estamos en disposición y tenemos los instrumentos para hacerlo, y yo sé a lo que se está refiriendo, evidentemente no serían las mismas que estaban, sino que serían adicionales.

Mientras eso está ocurriendo, España el martes 31 de enero pidió el levantamiento de las sanciones de la Unión Europea a Venezuela. ¿A qué estrategia juega este país?

El comportamiento del gobierno de Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en España es lamentable y condenable. España en el pasado fue el mejor vocero que tuvimos los promotores de la libertad en nuestro país y en otros países de América Latina. Ahora, lamentablemente vemos asociado por intereses poco confesables de su relación con el régimen, y eso tiene mucho que ver con la actividad del expresidente, Rodríguez Zapatero, que se mueve con una gran comodidad en sus relaciones con Maduro. Pero hay una gran diferencia entre la posición de España y la posición de la Unión Europea. La Unión Europea ha sido muy solidaria y lo sigue expresando, ya ha tomado algunas acciones con respecto, por ejemplo, a la inhabilitación por vía no jurídica, no legal, no constitucional de María Corina Machado.

Tanto Gobierno como la oposición han dicho que no se han levantado de la mesa de negociación. ¿Usted le ve algún futuro a esa mesa de negociación? ¿Se puede rescatar el acuerdo de Barbados?

Cuando se suscribió y se hizo público el famoso documento de Barbados, yo lo critiqué de inmediato. Dije que era inconveniente a los intereses de Venezuela, destaqué sus debilidades, y destaqué que parecía más bien un documento preparado por el régimen que con participación nuestra. 

Que yo veía la participación de la oposición casi como notarios o como adjuntos a un documento que era fundamentalmente preparado. Para mí, Noruega jugó un rol importantísimo en su redacción. Y yo también agrego que es absolutamente un error permitir que nuestros negociadores vivan en Venezuela. 

No hay manera bajo una dictadura militar que un representante de la oposición pueda participar sin temores, sin represalia, sin acciones represivas, incluso hasta por su propia seguridad representando a Venezuela. Si no se mantiene una posición domesticada, afable con el régimen, cualquier negociador cobra el riesgo hasta de su vida.

Las negociaciones entre Gobierno y oposición dan cuenta que el gran ganador ha sido Maduro, porque flexibilizaron las sanciones por seis meses y liberaron al que era la joya de la corona para el oficialismo, el empresario colombiano, Álex Saab. ¿Los opositores se dejaron engañar?

Eso tiene su origen. Te acuerdas que hubo un acuerdo en México, en el cual se hablaba que en Venezuela se respetaba la Constitución, en el momento en que 60 países no reconocían al gobierno de Venezuela. Nosotros firmamos que sí lo reconocíamos. En cuanto a la liberación de Álex Saab, eso realmente a mí me dejó escandalizado, igual que fue la liberación de los sobrinos Flores. Yo dije, si los EE. UU. realmente quieren ponerle fin a esta situación y rescatar la libertad en Venezuela, a Saab lo han podido cambiar por 300 presos políticos más la habilitación de María Corina, y el régimen lo habría hecho, porque para ellos Saab es muy importante. Pues mira no lo hicieron. Entregar a Saab fue la peor decisión y que para mí eso le puso fin al acuerdo de Barbados.

¿Qué incentivos tiene Maduro de ir a unas presidenciales?

Ninguno. Yo vi al doctor Gerardo Blyde en su explicación sobre el acuerdo de Barbados, donde él decía que era una violación parcial y yo me quedé horrorizado porque ahí se violó todos los aspectos fundamentales del acuerdo de Barbados. Hay presos políticos, represión, inhabilitación y decían que con todo esto que se han podido realizar primarias y liberación de algunos presos políticos, gracias a la Plataforma Unitaria, y no es así. Aquí se olvidaron que esto tiene un antecedente, el presidente Obama impuso sanciones personales a muchos de los dirigentes de este régimen. 

Pero segundo, lo más importante son las sanciones económicas impuestas por el presidente, Donald Trump, que sin esas sanciones nosotros en este momento estaríamos abandonados completamente porque no tendríamos ningún arma para poder defendernos. El Gobierno se reúne con nosotros exclusivamente porque tiene temor o sabe que tiene sanciones impuestas.

¿Qué opina de los que dicen que las sanciones le han servido al Gobierno para aferrarse al poder? 

Pues mira, los que dicen eso siguen el ejemplo de Cuba que tiene 70 años diciendo eso del bloqueo americano, y resulta que los que más le venden alimentos a Cuba son los Estados Unidos. Previo a las sanciones, para comenzar con la industria petrolera, cuando llegó Chávez producíamos tres millones y medio barriles de petróleo, ahora 700 mil. Eso indica claramente el origen del colapso y a la situación a la cual nos ha ido llevando la corrupción.

¿La Plataforma Unitaria sabía que la inhabilitación de Machado no iba a ser levantada?

Yo no conozco lo que piensa la Plataforma Unitaria. Además, uno se enteró posteriormente y eso se lo solicitó fundamentalmente los Estados Unidos para que no se utilizara esa excusa para mantener inhabilitada a María Corina. Yo creo que ella sigue firme en su intención, creo que no ha cambiado. 

Yo diría que los Estados Unidos durante los últimos años ha jugado un papel de conducción del proceso de asesoramiento a la Plataforma Unitaria y a ella. 

¿Qué alternativa tiene ahora María Corina Machado estando inhabilitada por el Gobierno? Escuché al expresidente español, Felipe González, decir que la única vía que le queda es resistir y no ceder a su postura. ¿Cuál es su opinión? 

Sí, yo también vi la conferencia del expresidente, González, el problema a esa pregunta es que yo me tengo que autocensurar de no decir todo lo que pienso sobre determinados aspectos, porque no estoy en Venezuela, porque tengo una orden de arresto que me impide estar en mi país y no quiero proponerle a nadie que haga cosas en la cual yo no esté corriendo el mismo riesgo.

¿Pero debe insistir por la vía de las protestas? 

He visto protestas en el mundo como las de Ucrania en 2014 que sacaron a un presidente, llovía, nevaba, hacía un frío espantoso, le disparaban y se quedaron y tumbaron al presidente. Las protestas nuestras han sido más de horas, han durado mucho más, pero sin embargo ha costado mucha sangre para muchos venezolanos. Muchísimos jóvenes murieron en estas protestas, y hoy se ve tantos jóvenes que se han ido del país, muchos de ellos eran los primeros que salían a protestar, pero habiendo tantos otros conflictos en el mundo, a los que se les pone más atención que generan algunas clases de problemas, son por los que protestan.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Carlos Prosperi anuncia apoyo a Nicolás Maduro

| comentarios