tras 38 años de sequía los Tiburones vuelven alzar un título tras vencer a Cardenales de Lara

Crédito: cortesía

tras 38 años de sequía los Tiburones vuelven alzar un título tras vencer a Cardenales de Lara

Tras 38 años Tiburones vuelve alzar el título 

Agencias | La Prensa del Táchira-. La histórica racha de 38 años sin títulos, para Tiburones de La Guaira, llegó a su fin este domingo. Luego de que el conjunto guaireño venciera a domicilio a Cardenales de Lara, por pizarra 3-0, en el quinto y último juego de la gran final de la LVBP.

En un duelo de pitcheo que mantuvo el cero en la pizarra durante la primera mitad del compromiso, la ofensiva escuala respondió en el quinto inning para irse arriba. Leonardo Reginatto fue el encargado de empujar a Harold Ramírez con sencillo, para dar la ventaja a la visita.

En la sexta entrada, La Guaira sacó provecho al descontrol del lanzador Jhoulys Chacín, quien recibió hit, otorgó dos boletos y luego golpeó a Yasiel Puig con bases llenas, para que llegara la segunda carrera al Home. Posteriormente, Danry Vásquez se embasó por jugada de selección, tras error en fildeo de Jermaine Palacios, que permitió a Luis Torrens anotar la tercera rayita.

Inspirado por la gran apertura de Ricardo Pinto, el relevista Arnaldo Hernández fue el encargado de sellar este histórico blanqueo para dar el título a Tiburones. Y lo logró con éxito, retirando a los tres bateadores que enfrentó y recetando a uno de ellos.

El aporte vital del abridor, Pinto le dio una victoria para el recuerdo. Pues el derecho registró 7 innings de labor en blanco, en los que permitió 6 hits, abanicó a 4 bateadores y concedió 3 boletos.

Mientras que el pitcher de la derrota fue el abridor Jhoulys Chacín, quien permitió 4 indiscutibles y las únicas 3 carreras del compromiso en 5 entradas lanzadas.

Fuente informativa: Líder 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Baseball

Team Béisbol obtiene su segunda victoria al hilo

| comentarios

Baseball

Inicia el Torneo Clausura del beisbol estadal

| comentarios