Venezuela se mantiene firme ante la CIJ sobre el Esequibo

Agencias | La Prensa del Táchira-. Venezuela dijo el miércoles ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el máximo tribunal de la ONU, que nada podrá impedirle celebrar un referendo sobre una disputada región rica en petróleo administrada por Guyana y reiteró que no reconoce la jurisdicción de este tribunal en esta cuestión.

Los dos países están enfrentados por una región anglófona de 160.000 km2 conocida como el Esequibo o Guayana Esequiba, rica en minerales y petróleo. Actualmente, el área se encuentra bajo administración de Guyana.

Guyana presentó un recurso «urgente» ante la CIJ para que detenga el referéndum en Venezuela, previsto para el 3 de diciembre sobre la anexión de la región del Esequibo.

Guyana pretende que la CIJ dé un golpe de Estado en Venezuela, asegura Nicolás Maduro

Caracas anunció esta consulta para saber si sus ciudadanos apoyan crear en la zona un nuevo estado llamado «Guayana Esequiba» y otorgar la nacionalidad venezolana a sus habitantes, lo que Guyana denuncia como «expansionismo».

La disputa existe desde antes de la independencia de Guyana en 1966, pero las tensiones aumentaron en los últimos años después del descubrimiento de importantes yacimientos en la zona.

Guyana tiene reservas de crudo por cerca 10.000 millones de barriles, una cantidad que supera los depósitos que tienen países como Kuwait o Emiratos Árabes Unidos.

La región del Esequibo, administrada por Guyana, representa más de dos tercios de su territorio y alberga a 125.000 de sus 800.000 ciudadanos.

«Venezuela reafirma su rechazo categórico a la audaz acción de Guyana para interferir en sus asuntos internos», dijo este miércoles la vicepresidenta Delcy Rodríguez a la corte, calificando la acción de Guyana de «colonialismo judicial (…) burdo e infantil».

«Nada impedirá que se celebre el referendo programado para el 3 de diciembre», agregó.

La disputa por el Esequibo se remonta a 1899, cuando un tribunal de arbitraje fijó la frontera entre Venezuela y Guyana, una excolonia del Reino Unido y los Países Bajos.

La consulta organizada por Caracas aborda la pregunta de si el pueblo venezolano debe rechazar el acuerdo de 1899 que defiende Guyana y que Venezuela sostiene que fue «impuesto fraudulentamente».

En la papeleta también se plantea si Venezuela debe seguir rechazando la jurisdicción de la CIJ para esta disputa.

«Deseo comenzar enfatizando que nuestra participación en esta audiencia de ninguna manera implica reconocimiento de la jurisdicción de este honorable tribunal», dijo Rodríguez en sus comentarios iniciales el miércoles.

«Todo este comportamiento aborrecible e ilegal ha mostrado el verdadero rostro de Guyana, un Estado agresor, depredador de los recursos naturales y violador del derecho internacional, de ninguna manera una víctima», añadió.

Guyana sostiene que la votación allana una vía para que Venezuela se apodere «unilateral e ilegalmente» del territorio, lo que implica un «daño irreparable».

También asegura que Venezuela ya está preparando a sus fuerzas armadas para anexar la región, lo que el gobierno de Caracas niega.

«No es exagerado calificar la amenaza actual como existencial para Guyana», declaró el martes Carl Greenidge, un exministro guyanés que representa al país sudamericano ante la CIJ, con sede en La Haya.

La disputa se ha intensificado desde que ExxonMobil descubrió petróleo en Esequibo en 2015. El mes pasado se realizó un nuevo descubrimiento «significativo» de petróleo en la región, que se suma a las ya enormes reservas de Guyana.

La CIJ resuelve disputas entre Estados y sus decisiones son vinculantes, pero no tienen ningún mecanismo para asegurar su cumplimiento.

Fuente informativa: El Nacional 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias