Moronta: Venezuela está sedienta de justicia

La Prensa de Lara.- El obispo Mario Moronta afirmó que nuestras ciudades están sedientas de justicia, libertad y de lo necesario para poder vivir. "La inmensa mayoría del pueblo sí está de duelo. Hay un profundo dolor debido a que no se tiene lo que se requiere para vivir dignamente. Además del hambre real con sus serias consecuencias, ya se va disminuyendo la capacidad de adquisición de los venezolanos, pues los sueldos no alcanzan para nada".

A juicio del Monseñor muchos han emigrado van en busqueda de mejores condiciones de vida pero se conseguen con las penurias que supone el abandonar todo para aventurarse en tierras extranjeras. "Crece el contrabando, la especulación, la trata de personas, la captación de jóvenes para la prostitución, la indefensión de la mayoría", dijo.

En Venezuela, aseguró la gente lo que está es preguntándose: "¿Cómo sobrevivir sin que tengamos que morir en el intento? Las ilusiones y las esperanzas de la gente sencilla y que, de verdad, sufre, se estrellan ante el muro de la indiferencia de quienes están en el poder, o de quienes negocian con el poder para no perder sus cuotas e intereses particulares".

Destacó que en Venezuela los ricos se han enriquecido y embriagado con el poder y que son quienes "han hecho realidad la 'nueva sequía' que ha dejado a nuestro país en la debacle. ¿Acaso no son ellos los que han destruido la industria petrolera?". Hizo alusión a la escasez, las largas colas para conseguir alimentos y medicinas, gasolina u otros insumos necesarios. "¿Dónde van a parar el oro y los otros minerales que son explotados irracionalmente?".

Reveló que "los pobres han aumentado. No son sólo quienes no reciben el sueldo necesario. También lo son los numerosos niños y ancianos maltratados por la desnutrición; los jóvenes a quienes se les cercena el futuro y a miles de familias que ven partir a sus hijos lejos del calor amoroso de sus hogares. Son también los golpeados continuamente por la crisis, por la falta de una salud necesaria sin hospitales o sin atención médica".

Se pregunta para qué están las autoridades militares en el país. "¿No es para defender los derechos humanos de cada ciudadano y hacer respetar su dignidad? Si esto fuera verdad, ¿por qué se persigue al disidente? ¿Por qué en los denominados 'puntos de control' bajan a la gente del pueblo para revisarles y quitarles lo que llevan en sus maletines o morrales? ¿Por qué no se dedican a erradicar 'todos' los grupos irregulares que controlan ya gran parte del país?". Agencia.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias