Apagones frenan actividad empresarial y comercial en Táchira

Ariana Moreno | La Prensa Táchira.- En las últimas semanas, el estado Táchira ha experimentado una serie de apagones eléctricos que han afectado gravemente a la actividad empresarial y comercial de la región. Según expertos y empresarios locales, estos apagones son cada vez más frecuentes y prolongados, lo que ha impactado en la economía y el bienestar de la población tachirense

El economista Aldo Contreras, asegura que el problema de la electricidad "nos hace inoperativos, ineficientes y hace que nuestras estructuras de costo sean más altas". 

Explica que sin el sistema eléctrico encendido, sería imposible recuperar y dinamizar las zonas industriales que de algún modo aportaban miles de millones de dólares al Producto Interno Bruto Nacional y que ahora es de apenas 70 mil millones de dólares.

A su juicio, para activar las zonas industriales que hay en San Cristóbal, Paramillo, La Fría, Barrancas, Puente Real, San Antonio y Ureña, se requiere encender el sistema eléctrico, debido a que en este momento hay sectores con 12 o 14 horas sin energía, y en el caso de San Cristóbal hasta ocho horas diarias al día. En cuanto al incremento de los bienes y servicios, manifiesta que todo es más caro en Venezuela en comparación a Colombia, Brasil, Estados Unidos o cualquier país de Europa, porque los empresarios y emprendedores se ven en la necesidad de generar su propia electricidad, a través de inversores, paneles solares o plantas eléctricas. 

Sin embargo, hay quienes por falta de ventas y clientela prefieren disminuir costos y evitar el uso de plantas eléctricas. 

Freddy Sandoval presidente de la Cámara Automotriz del estado Táchira, afirma que cuando la crisis de energía eléctrica comenzó en el país, muchos empresarios adquirieron generadores, pero que con el paso del tiempo y debido a la dificultad para adquirir gasolina o diésel, la mayoría quedaron en los depósitos. El representante de este sector, asegura que el gremio está inconforme con este servicio, que además de defectuoso, es extremadamente costoso.

Guillermo Prato, uno de los comerciantes de este sector expresa que este problema los afecta en todos los aspectos en cuanto a la producción, las ventas y el cobro de los productos. Dice que ahora que todo es digital se han visto imposibilitados de surgir y se han visto en la necesidad de volver a hacer todo manual "como si estuvieran en la época prehistórica". 

Hogares a oscuras

No solo los comercios sufren los efectos de los apagones, las comunidades en el Táchira han registrado un aumento de las fallas en el servicio eléctrico que han generado graves complicaciones domésticas. Iraida Jaramillo, quien vive en el municipio Guásimos expresa que recientemente se quedó sin medio de sustento porque se le quemó la nevera que usaba para hacer helados y vender a los niños que jugaban en la cancha de la zona. Más allá de la casa de Iraida la situación es aún más complicada, Cristhofer Ramírez vive con su madre que va a cumplir 93 años, a quien le diagnosticaron neumonía y necesita estar conectada durante algunas horas a un respirador artificial. Manifiesta que es inhumano tener que vivir pensando en que la vida de una persona depende si se va la luz o no. 

Casos como estos, han podido ser documentados y visibilizados en la organización Fundaredes a través del Observatorio de los Derechos Humanos. Elías Cáceres, coordinador de este programa, asegura que en lo que va del año han visitado 18 municipios, donde las personas manifiestan que los apagones son cada vez más constantes, impidiendo efectuar su día a día en el ámbito laboral, educativo y de salud. Informa que una de las denuncias más recurrentes que reciben en las comunidades es que se han quemado electrodomésticos. 

Toda esta situación, ha generado molestia entre los habitantes, ya que el gobernador del estado Freddy Bernal anunció en el 2021 que a mediados de ese año, el Táchira estaría sin cortes eléctricos y la realidad es otra. 

Para aquel entonces, la explicación que daba el mandatario era que en la represa ubicada en el municipio Uribante existía una fuga de 17.000 litros de agua por segundo, siendo esta la causa de los cortes de electricidad a diario. Sin embargo, dos años después el gobernador vuelve a hablar del tema y en esta ocasión asegura que el sistema eléctrico nacional necesita una inmensa inversión que no se ha podido hacer porque el país se encuentra bloqueado. 

Ante estas declaraciones, Gerardo Ramirez diputado del Consejo Legislativo del Táchira, manifiesta que el Gobierno no sabe qué excusa dar. "Anteriormente venía argumentando que el tema de los cortes eléctricos eran por la escasez de agua, porque no llovía y ahora resulta que manifiesta que va a haber apagones a diestra y siniestra por las sanciones, no me vengan con ese cuento". 

El legislador opina que quienes se ven más afectados por estas fallas son las personas de la tercera edad y aquellos que cuentan con patologías crónicas. "El comercio—dice— se ve afectado porque los vendedores tienen grandes pérdidas que los lleva a bajar las santamarías y quedar en quiebra". 

Volviendo a los hogares, una encuesta realizada por La Prensa del Táchira a través de las redes sociales, indican que un 96% de los usuarios han registrado apagones en su comunidad durante las últimas semanas. Habitantes de los municipios García De Hevia, San Cristóbal, Pedro María Ureña, Lobatera, Cárdenas y Guásimos reportan 4, 6 y hasta 8 horas sin electricidad. 

Ocupa el 6to lugar

El Comité de Afectados por Apagones registró un aumento del 16% en las fallas del servicio eléctrico en toda Venezuela entre los meses de enero del 2022 y del 2023 y pese a que esta situación, se presenta en todo el territorio nacional, el Táchira ha sido identificado como uno de los estados con mayor incidencia. Según la ONG Caleidoscopio Humano, el Táchira es una de las 6 entidades más afectadas por los cortes de energía. Registra que hay sectores que reportan hasta 16 horas continuas sin electricidad, sobre todo aquellas ubicadas en zona de montaña y frontera. Mientras que, en San Cristóbal, los usuarios han reportado más de 6 horas diarias sin el servicio.

"No se vislumbra solución permanente a corto plazo"

El economista Dilio Hernández, expresa que el sistema eléctrico de Venezuela está en terapia intensiva desde hace muchos años y no se vislumbra en el corto plazo una solución permanente de la tragedia eléctrica, "por lo que seguiremos acostumbrados a los apagones como forma de vida del venezolano". 

Manifiesta que la crisis del sistema eléctrico en el país lleva más de dos décadas, donde se pasó de ser un país autoabastecido en casi un 97 % a uno con un déficit superior al 50 %. A su juicio, lo paradójico de este cambio de perfil energético es que durante este periodo se destinaron más de 100000 millones de dólares al sistema en cinco planes que nunca se culminaron y dejaron una historia de corrupción inimaginable. 

"El resultado de esta historia es que hoy se producen anualmente entre 150000 y 200000 apagones cuyas pérdidas son incalculables para la economía del país. Asegura que 4 de cada 10 hogares sufren de apagones, especialmente en los estados andinos y el Zulia, que producen no sólo daños económicos a la familia sino deterioro de su calidad de vida", añade.

Además, estima que de los 40000 trabajadores que existían en el sistema actualmente no superan los 20000, producto del éxodo de mano de obra y la ausencia de inversiones en el sector. En conclusión, afirma que hoy nuestra red eléctrica opera en menos del 25 % de su capacidad instalada.

Buscan soluciones 

Iván Rosales, exconcejal del municipio Pedro María Ureña asegura que la situación es caótica en una de las zonas más productivas del estado. Manifiesta que la zona de frontera ha sido muy golpeada en el tema económico y si se le suma el tema de los servicios públicos especialmente el de la electricidad todo se convierte en un caos. 

Dice que la única manera en la que ven una solución al tema de los apagones es la compra de energía eléctrica a Colombia, solamente para cubrir al estado Táchira, porque lamentablemente para toda la nación los recursos no alcanzan. Explica que es necesario buscar una rápida y eficiente solución en el eje fronterizo porque es un parque industrial y comercial que está funcionando con las uñas. "Los industriales trabajan muy poco porque tienen que cesar sus actividades por seis u ocho horas".

Otros, han intentado buscar soluciones desde un punto de vista más personal. El empresario Ángel Abreu cofundador de una empresa de instalación de energía solar fotovoltaica en Venezuela, manifiesta que la idea de buscar una manera de sobrellevar la crisis eléctrica en el país nació de una experiencia personal. Relata que a inicios de los años 80 su padre tenían una casa en Chichiriviche y por encender una bomba de agua tuvo un problema con la manguera, se incendió y se le quemaron dos terceras partes del cuerpo.

En el 2014 cuando el nivel de confiabilidad del servicio eléctrico fue decayendo, pensó que no va a poner a sus padres a manejar una planta eléctrica y buscó alternativas y es así como ingresó al mundo de baterías, inversores y paneles solares. 

Hoy en día, es una de las pocas empresas venezolanas que se dedican a llevar soluciones al problema de electricidad venezolano que a su juicio, no mejorará en los próximos años.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Bernal: Opositores se volvieron locos y locas

| comentarios

Locales

Reanudan vacunación contra Covid-19

| comentarios