Marahuaka, literatura y formación humana

Yamile Cárdenas | La Prensa Táchira.- Desde hace seis años, el comunicador social y especialista en promoción de la lectura y la escritura Yohan Quiroz, unifica su formación como músico, cantante, compositor y actor de teatro, en su proyecto Marahuaka, que según indica está dirigido a formar seres humanos más consciente, autónomo, reflexivos y sensibles. 

El también profesor de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), vincula la literatura infantil y juvenil "con la formación humana", dado que para él lo que busca la promoción de la lectura es "la promoción de la humanidad, en ese sentido, la lectura no constituye un fin, sino un medio".

"Con la lectura a viva voz establecemos vínculos, creamos espacios para la socialización y la posibilidad de expresarnos con criterio propio", afirma. 

Quiroz expresa que cuando hace promoción de lectura para niños no se refiere a la edad, sino al niño interior que renace en cada persona que comienza a valorar "la lectura como medio para el disfrute", pues la literatura es la puerta de entrada "para soñar, imaginar, crear, participar, enseñar a pensar, ver cómo se comporta el ser humano".

Marahuaka busca que a través del goce estético, las personas tengan acceso a la expresión, la felicidad, la imaginación y el pensamiento crítico. "La lectura nos permite ser protagonistas de nuestras vidas, tener poder porque la palabra es poder", puntualiza. 

El término Marahuaka proviene de la mitología del pueblo Yekuana, que habla de un árbol que tenía todo tipo de alimentos, pero a los que las personas no tenían acceso porque era muy alto, así que tomaron la decisión de talarlo y cuando cayó, los alimentos comenzaron a estar al alcance de todos. A partir de ese relato, Quiroz establece la siguiente analogía: así como Marahuaka se convirtió en alimento para el pueblo, la lectura se convierte en un alimento para el intelecto y más aún para el alma.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Festival Beethoven 2024 culmina este domingo

| comentarios