El Gobierno Británico enviará munición de uranio a Ucrania

Agencias | La Prensa del Táchira.- El Ministerio de Defensa Británico confirmó el lunes que le suministrará a Ucrania municiones perforantes con uranio empobrecido y Rusia, tras esa declaración, amenazó con intensificar sus ataques contra Ucrania ya que estaría proporcionando a Kiev, un tipo de munición que supuestamente tiene componentes nucleares. 

Estos proyectiles fueron desarrollados por Estados Unidos durante la Guerra Fría para destruir los tanques soviéticos, incluidos los mismos tanques T-72 que ahora enfrenta Ucrania en su intento de romper el estancamiento en el este del país.

El uranio empobrecido es un subproducto del proceso de enriquecimiento de uranio necesario para crear armas nucleares. El experto nuclear e investigador de políticas del centro de investigación RAND Corporation, Edward Geist, explica que los proyectiles retienen algunas propiedades radiactivas, pero no pueden generar una reacción nuclear como lo haría un arma atómica.

Sin embargo, los rusos hicieron una advertencia a todo pulmón de que los proyectiles estaban abriendo la puerta a una escalada mayor. El gobierno ruso ya ha insinuado que la guerra podría subir de nivel, incluso con el empleo de armas nucleares.

Tanto el gobierno británico como la Casa Blanca desestimaron las acusaciones rusas, pero la munición conlleva ciertos riesgos, aunque no se trate de un arma nuclear.

¿QUÉ ES EL URANIO EMPOBRECIDO?

Es un subproducto del proceso de creación del uranio enriquecido, más escaso, que se utiliza en el combustible y las armas atómicas. Aunque es mucho menos potente que el uranio enriquecido e incapaz de generar una reacción nuclear, el uranio empobrecido es extremadamente denso —más denso que el plomo—, una cualidad que lo hace muy apreciado como proyectil.

"Es tan denso y obtiene tanto impulso que puede seguir atravesando una armadura, y la calienta tanto que se incendia", agrega Geist.

Cuando se dispara, una munición de uranio empobrecido se convierte "esencialmente en un dardo de metal exótico disparado a una velocidad extraordinariamente alta", comenta Scott Boston, analista sénior de defensa de RAND.

En la década de 1970, el ejército de Estados Unidos comenzó a fabricar proyectiles perforantes con uranio empobrecido y desde entonces lo ha agregado al blindaje compuesto de sus tanques para reforzarlos. También ha agregado uranio empobrecido a las municiones disparadas por un avión conocido como el asesino de los tanques: el avión de apoyo aéreo cercano A-10 de la Fuerza Aérea. El ejército norteamericano todavía desarrolla municiones que usan uranio empobrecido, en particular el proyectil perforante M829A4 para su clave tanque de batalla M1A2 Abrams, señala Boston.

¿QUÉ DICE RUSIA?

El presidente Vladimir Putin advirtió el martes que "Rusia responderá como corresponde, considerando que todo Occidente está empezando a usar armas con un componente nuclear".

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo que el plan demuestra que los británicos "han perdido los tornillos" y advirtió que esas municiones representaban "un paso hacia la aceleración de la escalada". Por su parte, el ministro de Defensa Serguéi Shoigu añadió que "representaba otro paso, y no quedan muchos".

¿QUÉ DICE ESTADOS UNIDOS?

La Casa Blanca denunció las denuncias de Rusia como mera desinformación.

"No se equivoquen. Este es otro hombre de paja al cual los rusos están clavando una estaca", declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby.

Rusia también tiene municiones de uranio empobrecido y simplemente no quiere que Ucrania las tenga, opinó un funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar sobre el asunto.

El secretario de prensa del Pentágono, el general de brigada de la Fuerza Aérea Pat Ryder, aseguró el lunes que, según lo que sabe, Estados Unidos no está enviando municiones de uranio empobrecido de su propio arsenal a Ucrania.

NO ES UNA ARMA NUCLEAR, PERO SÍ PRESENTA RIESGOS

Aunque las municiones de uranio empobrecido no se consideran armas nucleares, su emisión de bajos niveles de radiación ha llevado al organismo de control nuclear de la ONU a instar a la precaución al manipularlas y advertir sobre los posibles peligros de exposición.

La manipulación de este tipo de munición "debe reducirse al mínimo y debe llevarse ropa protectora (guantes)", advierte el Organismo Internacional de Energía Atómica, que añade que "por lo tanto, puede ser necesaria una campaña de información pública para garantizar que la gente evite manipular los proyectiles".

"Esto debería formar parte de cualquier evaluación de riesgos y tales precauciones deberían depender del alcance y la cantidad de municiones utilizadas en un área", añade el OIEA.

La agencia señala que el uranio empobrecido es principalmente una sustancia química tóxica, a diferencia de una que represente peligro por radiación. Las partículas en aerosol se pueden inhalar o ingerir, y aunque la mayoría se podrían excretar, algunas pueden ingresar al torrente sanguíneo y causar daño renal.

"Las concentraciones altas en el riñón pueden causar daños y, en casos extremos, insuficiencia renal", advierte el OIEA.

La radiactividad de bajo nivel de un proyectil con uranio empobrecido "es una falla, no una característica" de la munición, recalca Geist, y si el ejército de Estados Unidos pudiera encontrar otro material con la misma densidad pero sin radiactividad, probablemente lo usaría en su lugar.

Las municiones de uranio empobrecido se utilizaron en la Guerra del Golfo de 1991 contra los tanques T-72 de Irak y nuevamente en la invasión del país en 2003, así como en Serbia y en Kosovo. Los veteranos militares estadounidenses de esos conflictos han cuestionado si su uso condujo a las dolencias que ahora enfrentan.

Vyacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del Parlamento ruso, dijo que el suministro de proyectiles que contienen uranio empobrecido podría conducir a "una tragedia a escala mundial que afectará principalmente a los países europeos".

Volodin aseguró que el uso de tales municiones estadounidenses en la antigua Yugoslavia y en Irak provocó "contaminación radiactiva y un fuerte aumento de enfermedades oncológicas".

Fuente de información: AP 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Mundo

Alerta por frío extremo en Argentina

| comentarios