Reducción de muerte materna y déficit de personal marcaron el sector salud

La prestación del servicio se llevó a cabo entre avances y obstáculos

Redacción | La Prensa Táchira.- Algunos problemas en el sector salud se agudizaron en el 2022 en Táchira, mientras que otros trataron de ser solventados a través de los esfuerzos de diversos organismos del estado. Tal es el caso de la mortalidad materna, que para el año 2021 había alcanzado una cifra alarmante de 21 muertes relacionadas a complicaciones en el embarazo y el parto. 

Ángel Chacón, autoridad única de Salud del Táchira y presidente de Corposalud, asegura que esta suma de decesos alertó a los profesionales, quienes incrementaron la atención prenatal y se dirigieron a sectores como Coloncito y La Fría, donde habían altos índices de muerte materna para incentivar a las mujeres embarazadas a acudir a las consultas médicas.

El galeno explica que la muerte materna ocurre porque la madre gestante no tiene un control prenatal adecuado, por lo que no recibe la orientación de un médico, no se realiza el eco fetal ni recibe toda la serie de acompañamiento necesaria. Todo esto porque la gestante no acude al consultorio. 

Manifestó que para incentivar a las madres realizaron ecos totalmente gratis, lo que permitió que para el año 2022 hubiera una reducción de casi un 60% de las muertes maternas. Para finales del 2022, el Táchira registró nueve casos de mortalidad materna, de las cuales dos de ellas fueron por ocurrencia, donde las embarazadas eran provenientes del estado Apure. 

Este fue uno de los mayores avances que, según las autoridades de salud, se registró el año pasado. Sin embargo, el sector todavía presenta uno de los mayores retos que viene enfrentando desde hace algunos años, como lo es la falta de personal médico y obrero.

Óscar Martínez, secretario del Sindi cato Único Nacional de Empleados Públicos, Profesionales, Técnicos y Administrativos del Ministerio de Salud en el Táchira, (Sunep-Sas), manifiesta que el poco personal se mantiene atendiendo las emergencias con un sueldo de 130 bolívares, si se le suma la contratación colectiva y el bono nocturno llega tan sólo a los 180 bolívares, "dinero que no alcanza ni para los pasajes del mes". Para Martínez, este ha sido el principal motivo por el que los trabajadores de la salud han abandonado sus puestos y por el que actualmente se encuentran protestando para exigir un aumento "digno", que realmente satisfaga a los trabajadores.

Según Melquiades Delgado, vocero sindical del sector salud en Táchira, hace un poco más de diez años, el Hospital Central de San Cristóbal mantenía una nómina de 8.600 trabajadores y actualmente la cifra es de me nos de 1500 entre médicos, enfermeros, camilleros, camareras, personal administrativo y obrero. 

"Están regresando" 

Pese a esto, el doctor Gerson Díaz, director de Salud Colectiva y Redes, asegura que los trabajadores de la salud son profesionales con mucho sentido de pertenencia y vocación que se mantienen trabajando en la atención de los pacientes. 

Manifiesta que el déficit de personal por temas salariales fue una ola muy dura para el sector salud, principalmente para el área de enfermería, pero que actualmente muchos están regresando y prevé que poco a poco se vaya solventando la falta de personal. 

Asimismo, expresa que la falta de anestesiólogos también se ha ido solucionando en articulación con el gobierno regional y la Mesa de Combustible, quienes le proporcionan gasolina subsidiada a los médicos para evitar su ausencia por falta de movilización. Finalmente, las autoridades anunciaron que entre los avances más significativos del 2022 se encuentra la rehabilitación de 26 centros de salud y la inauguración de 11 consultorios populares.

Disminuyen días de hospitalización

Según el doctor, Gerson Díaz, se redujeron los días de hospitalización en más del 35%."Aquí los hospitales parecían hoteles, los pacientes demoraban más de 25 días", debido a fallas en el tomógrafo, deficiencias en el laboratorio, en el área de Rayos X y la falta de cirujanos, anestesiólogos y enfermeras que provocaban demoras en la atención. 

Entre otros de los avances del año pasado, menciona la creación del Sistema Público Nacional de Salud y las adecuaciones en el Hospital Central, donde se reparó el incinerador, se impermeabilizó la losa del techo de nefrología, se rehabilitó el servicio de cocina, mantenimiento de las calderas, remodelación del Centro de Alta Tecnología y activación de servicios tomógrafo y resonador que falta por ser inaugurado. 

Por su parte, el presidente de Corposalud, Ángel Chacón Patiño, manifiesta que se realizaron 7.811 cirugías hospitalarias, 1.832 ambulatorias, 2.199 cesáreas y 2.228 partos, para un total de 14.070 procedimientos quirúrgicos. Se aplicaron 585.377 vacunas contra el covid-19, así como 405.019 vacunas de poliomielitis, hepatitis, toxoide, fiebre amarilla, BCG y trivalente en to do el estado Táchira.

Chacón asegura que se subsanó la escasez de la vacuna bacilo de Calmette-Guérines (BCG) contra la enfermedad de tuberculosis que no se había podido adquirir, pero que con articulación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hizo la compra y todos los establecimientos tienen garantizada esta vacuna.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias