Dólar pasó de costar 4,59 bolívares a 17,48 bolívares en un año 

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.- En un año el tipo de cambio en bolívares se devaluó 400%, según informó el economista Gerardo Álvarez. 

Son varios los factores que han ocasionado la destrucción de la moneda nacional y los saltos acelerados del precio de la divisa estadounidense. El primero tiene que ver con la poca oferta de dólares que hay en el mercado nacional. 

El Banco Central de Venezuela (BCV), desde octubre disminuyó la cantidad de dólares que inyecta a las mesas de cambio en los bancos, debido a la drástica caída de las exportaciones petroleras. 

La producción de crudo se mantuvo en apenas 600 mil barriles diarios, muy por debajo de los 2.000.000 de crudo por día que prometió el presidente Nicolás Maduro al cerrar el año 2022.

"Según César Aristimuño, director de la firma Aristimuño & Asociados, hasta el 31 de noviembre el BCV había inyectado 3.800 millones de dólares a las mesas de cambio, y eso no representa que hayan quebrado las exiguas reservas internacionales de Venezuela, que rondan los 4.800 millones de dólares. Ese dinero lo sacan de la venta del petróleo y del oro. ¿Qué ha pasado desde octubre?, el precio del petróleo disminuyó, PDVSA por los problemas de falta de inversión y laborales bajó su producción; mantiene un envió a Cuba de alrededor de 200 mil barriles, envíos que no paga esa nación, y aplica grandes descuentos a China y a otras países para evadir sanciones internacionales", comentó Álvarez.

Sostiene que producto de la guerra con Ucrania, Rusia ya no le está comprando petróleo a Venezuela y su aliado India, prefiere comprar crudo a países como Catar que le queda más cerca. El BCV en el primer semestre de 2022 venía inyectando a las mesas de cambio entre 500 y 600 millones de dólares mensualmente, ahora inyecta entre 40 y 50 millones semanales. Una disminución de más de un 50%.

El segundo factor que influye en la devaluación del bolívar es que ha aumentado la demanda de divisas, porque el Gobierno, para enfrentar el gasto público de pago de vacaciones en agosto y en octubre por los aguinaldos, incrementó la liquidez monetaria. 

"Solamente en octubre para pagar aguinaldos el BCV monetizó 3.400 millones de bolívares mensual. Eso representó el 33% de la liquidez monetaria que tenía el país en ese momento, que era de 12 mil millones de bolívares", expresó.

Esos bolívares terminaron en las cajas registradoras de comerciantes, proveedores y empresas, sectores que automáticamente se volcaron a demandar y comprar divisas, porque desconfían del bolívar por la disminución progresiva, sistemática y estrepitosa del poder adquisitivo de la moneda nacional, según refirió Álvarez.

Reservas del país han caído 83%

Naudy Pereira, economista, sostiene que las reservas internacionales del país en 10 años cayeron 83%, debido a que PDVSA ha disminuido su producción y sus exportaciones.

"Para 2012 según el último informe económico publicado por el BCV, las reservas internacionales eran 29 mil 350 millones de dólares. Hoy alcanzan apenas los 4.800 millones de dólares. Lo que implica que se han reducido en un 83%. Por eso el Estado venezolano no está en capacidad de pagar su deuda externa, en elevar su producción o en mantener un tipo de cambio estable", expresó.

El economista también recordó que los ingentes recursos económicos que recibió el país desde 1999 hasta 2005 producto de los elevados precios del barril de petróleo, el gobierno de Hugo Chávez los despilfarro producto de la corrupción. 

"Se perdieron 115 mil millones de dólares que enviaron al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), que hubiesen servido para tener una reservas estables para el país", recalcó.

Industrias con 70% de capacidad ociosa

Según el BCV, al cierre de 2022 la economía de Venezuela creció 17.73%, pero el economista Gerardo Álvarez considera que esa cifra hay que leerla con suspicacia, porque no todos los sectores crecieron en su conjunto, sólo el comercio y los servicios.

Pero los sectores más importantes como petrolero, las industrias de manufactura, la construcción, la agricultura y ganadería se mantuvieron con recuperaciones muy leves de su actividad productiva. 

"El Producto Interno Bruto (PIB), de Venezuela estaba en 2021 en 45 mil millones de dólares, y ahora creció a 55 mil millones de dólares. En el año 1955 Venezuela tenía ese mismo tamaño del PIB, por lo tanto no podemos sentirnos orgullosos ni hablar de crecimiento. Además que el país haya crecido en números no quiere decir que se haya desarrollado, porque el 67% del país sigue en pobreza, no se mejoraron los índices de desnutrición infantil y la tasa de desempleo se mantiene en 50%, la más elevada de Latinoamérica", expresó Álvarez.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias