¿AGRADECIMIENTO O SERVILISMO?

Los precios de venta al público en Venezuela están expresados en dólares o pesos en los establecimientos comerciales en cualquier rama. La gasolina tiene el mismo rumbo, al igual que el gas doméstico, o cualquier servicio. La degradación del bolívar llega a extremos con la devaluación inducida (necesitan dinero y le meten la mano al bolsillo de las personas) por el gobierno nacional, al estimular el incremento del precio del dólar (BCV anunció desde el viernes 09/12/22 que el martes 13/12/22 el valor de 1 dólar era de 14.13bs ¿?) producto de política económica direccionada hacia el empobrecimiento de los ciudadanos, para generar dependencia gubernamental.

Se acerca el año electoral y el gobierno pretende tener encerrados a los venezolanos en su feudo. Incrementan en consecuencia el costo político a través de la necesidad. Juegan al desespero de las personas, para salir a ofrecer soluciones, no sin antes culpar a otros de la crisis socio-económica. Así van avanzando e imponiendo sus condiciones. Salario mínimo en 130,00bs, con valor del dólar oficial en 14.13bs, que le permite reducir el ingreso del trabajador en 9.20$ mensuales, a la fecha 10/12/2022. 20 litros de gasolina equivalen a 10$= 141.30bs. Ni hablar de alimentos, medicamentos o prendas de vestir. La dadiva les ha dado resultados y no van a dejar de plantear esa estrategia. La máquina de empobrecimiento está activa.

La persecución contra la empresa privada es la bandera del oficialismo para generarles el desprestigio, llevarlos a la quiebra y apropiarse de sus propiedades. Antes les pintan bombos y platillos, logran los acuerdos, y al tenerlos en su plaza, comienzan a torear, y en fanfarria publicitaria hacen alusión del "capitalismo salvaje y la explotación de los trabajadores", pero ante esa aberración "el gobierno sale en su defensa y frena la oligarquía rancia que gravita en la patria de Bolívar". Nada más alejado de la realidad que esa bochornosa expresión raquítica en el intento de imponer la sumisión de las personas al legado de la pobreza y la miseria que representan.

El anuncio del control de precios genera intranquilidad. La escasez, especulación y largas colas para adquirir productos de la dieta básica serán los actores de la escena. Se comprará lo que permita el capricho gubernamental, y con lo que alcance del paupérrimo ingreso familiar. El grito de desesperanza se escucha en las comunidades, pero con el cuidado de no aturdir al depredador y generar su disgusto. En ese esquema están los que susurran, "tengan cuidado", para evitar la denuncia, porque juegan a querer estar bien con Dios y con el Diablo, pretendiendo hacerse pasar por ingenuos, pero ya están marcados. Lo que aturde del asunto, es que los genuflexos entienden por agradecimiento, el servilismo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

VALOR CIVICO DE LA MANIFESTACIÓN PACÍFICA

| comentarios

Opinion

LA PROTESTA ES DE LOS TRABAJADORES

| comentarios

Opinion

LORENZO MONROY Y LA GRAN TAREA DE LA UNET

| comentarios

Opinion

¿ESTABILIDAD O TRANSFORMACIÓN?

| comentarios